ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Nueva Zelanda amenaza con sanciones económicas al régimen militar de Fiyi

  • Sídney (Australia), 13 abr (EFE).- El Gobierno de Nueva Zelanda amenazó hoy con imponer sanciones económicas al régimen militar de Fiyi si no se compromete pronto a retornar pronto a la democracia, tras una nueva declaración del estado de excepción.

Nueva Zelanda amenaza con sanciones económicas al régimen militar de Fiyi

Nueva Zelanda amenaza con sanciones económicas al régimen militar de Fiyi

Sídney (Australia), 13 abr (EFE).- El Gobierno de Nueva Zelanda amenazó hoy con imponer sanciones económicas al régimen militar de Fiyi si no se compromete pronto a retornar pronto a la democracia, tras una nueva declaración del estado de excepción.

Así lo anunció el ministro de Exteriores, Murray McCully, quien explicó que tratará de buscar una fórmula de castigo que no dañe al pueblo fiyiano, informaron los medios neozelandeses.

McCully lamentó que el líder golpista Frank Bainimarama haya aprovechado la reciente crisis política en la nación insular del Pacífico para afianzar su poder, y le calificó de "dictador".

El canciller neozelandés también advirtió a sus ciudadanos que se lo piensen dos veces antes de viajar a Fiyi, destino habitual de turistas, puesto que el país "ya no es un lugar tan previsible" por el riesgo de un golpe de Estado.

Nueva Zelanda no impuso sanciones financieras a Fiyi tras la asonada de 2006 que llevó al poder al comodoro Bainimarama, pero ahora estudia hacerlo si se trata de una iniciativa conjunta con Australia y Papúa-Nueva Guinea.

La semana pasada, el presidente fiyiano, Eatu Josefa Iloilo, declaró el estado de excepción durante un mes para sortear la crisis política que provocó el fallo del Tribunal Constitucional que declaró ilegal el golpe de 2006.

Iloilo primero reaccionó destituyendo a Bainimarama, pero éste suspendió la Constitución y en menos de 24 horas, el jefe del Estado tuvo que reinstalarle en su puesto.

El estado de excepción somete a una rígida censura a todos los medios de comunicación, y ayer fue expulsado del país un periodista australiano por cobertura "inapropiada" de la crisis.