Obama extiende por un año las sanciones contra Siria

  • Washington, 8 may (EFE).- La Casa Blanca ha extendido por un año las sanciones contra Siria, debido a "serias preocupaciones por su comportamiento y sus actividades en el mundo", indicó hoy el portavoz en funciones del Departamento de Estado, Robert Wood.

Obama extiende por un año las sanciones contra Siria

Obama extiende por un año las sanciones contra Siria

Washington, 8 may (EFE).- La Casa Blanca ha extendido por un año las sanciones contra Siria, debido a "serias preocupaciones por su comportamiento y sus actividades en el mundo", indicó hoy el portavoz en funciones del Departamento de Estado, Robert Wood.

Esta renovación de las sanciones contra Siria, que el presidente de EE.UU., Barack Obama emite mediante orden ejecutiva en una notificación al Congreso, es un procedimiento rutinario que se repite cada año por exigencias del brazo legislador.

"El presidente consideró que era necesario tomar estas medidas. Éstas no son nuevas sanciones. Y todavía hay algunas preocupaciones muy serias acerca del comportamiento y las actividades de Siria en el mundo", explicó Wood en su rueda de prensa diaria.

Estados Unidos no oculta que persisten diferencias claves entre los dos gobiernos, entre ellas el supuesto apoyo de Siria a grupos terroristas -Hamás y Hizbulá- y su papel poco constructivo en Irak.

Las sanciones fueron impuestas por primera vez en 2004 por considerar a Siria un estado patrocinador del terrorismo. Fueron extendidas en 2006 y endurecidas al año siguiente.

La renovación de las sanciones se produce en un momento en el que el Gobierno estadounidense ha iniciado un diálogo diplomático directo con Damasco.

De hecho, el secretario de Estado adjunto para Oriente Próximo, Jeffrey Feltman, y el director para Oriente Medio del Consejo de Seguridad Nacional, Dan Shapiro, se encuentran actualmente en Siria para avanzar en las conversaciones.

Estos dos enviados estadounidenses ya estuvieron en Damasco el pasado 7 de marzo. Fue el primer contacto a alto nivel entre los dos países desde la visita que hizo en enero de 2005 el entonces subsecretario de Estado, Richard L. Armitage.

Cuando se le preguntó a Wood acerca del mensaje que transmite una extensión de las sanciones a Siria cuando ambos países tratan de mejorar su relaciones, reiteró el deseo de EE.UU. de dialogar con ese país.

"Estamos dispuestos a entablar un diálogo (con Siria) para tratar no solamente nuestras preocupaciones sino también las que puedan tener ellos", señaló Wood.

Sin embargo, "no es ningún secreto que tenemos algunos problemas muy serios con el Gobierno de Siria. Y esperamos poder superar estas diferencias. Pero mucho dependerá de Siria", dijo.

"Los sirios han dicho muchas cosas positivas, pero necesitamos ver acciones (...) y de momento no hemos visto algún paso que nos permitiría cambiar de rumbo ahora mismo", insistió el portavoz.

Los viajes de Feltman y Shapiro a Damasco representan la intención clara de Washington de restablecer sus lazos con Siria tras varios años de tensiones y acusaciones mutuas.

EEUU no ha destinado un embajador a Siria desde 2005, cuando el anterior Gobierno retiró a la entonces encargada de la delegación diplomática en Damasco, Margaret Scobey, en protesta por el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.