Perú otorga asilo a un ex ministro boliviano y evalúa dar refugio a otros dos

  • Lima, 8 may (EFE).- El Gobierno peruano concedió hoy asilo al ex ministro boliviano Jorge Torres Obleas y evalúa unas solicitudes de refugio de los también ex ministros de ese país Mirtha Quevedo y Javier Torres Goitia, informó a Efe el canciller José García Belaúnde.

Lima, 8 may (EFE).- El Gobierno peruano concedió hoy asilo al ex ministro boliviano Jorge Torres Obleas y evalúa unas solicitudes de refugio de los también ex ministros de ese país Mirtha Quevedo y Javier Torres Goitia, informó a Efe el canciller José García Belaúnde.

El canciller peruano confirmó que "es verdad" que se ha concedido el asilo a Torres Obleas, quien fue ministro de Desarrollo Económico en el segundo Gobierno del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003).

Añadió que Quevedo, ex ministra de Participación Popular, y Torres Goitia, ex ministro de Salud, han solicitado el beneficio del "refugio" en Perú y que este pedido está actualmente en evaluación.

García Belaúnde rechazó hacer mayores comentarios sobre los pormenores de las solicitudes y la decisión del Gobierno peruano.

El Gobierno boliviano anunció hoy que los ex ministros Yerko Kukoc, Torres Obleas y Quevedo salieron del país para evitar participar en un juicio que debe iniciarse el próximo 18 de mayo sobre la represión militar que provocó más de 60 muertes en 2003, durante el conocido como "octubre negro".

Poco después, Quevedo confirmó a un canal de la televisión boliviana que se encuentra en Lima, adonde había llegado de vacaciones el pasado 28 de abril.

La ex ministra relató que en la capital peruana se enteró de que la Fiscalía boliviana iba a pedir la detención de varios de los acusados del delito de genocidio por los sucesos violentos de 2003.

Quevedo dijo que actualmente no tiene "la seguridad de un juicio justo" y que esperará el inicio de ese proceso en la Corte Suprema boliviana para determinar si existen las condiciones para volver a su país.

El ex presidente Sánchez de Lozada y varios de los ministros de su segundo Gobierno han sido acusados por la Fiscalía del delito de "genocidio", en la variante de "masacre sangrienta" establecida en la legislación penal boliviana.

Las más de 60 muertes del "octubre negro" se produjeron durante la represión a una ola de protestas sociales contra un proyecto de exportación de gas boliviano hacia Estados Unidos a través de puertos de Chile.

Sánchez de Lozada renunció el 17 de octubre de 2003 y partió hacia Estados Unidos, donde también residen sus ex ministros de Defensa Carlos Sánchez y de Hidrocarburos Jorge Berindoague.

El asilo otorgado al ex ministro boliviano Torres Obleas se ha convertido en el segundo que otorga Perú en las últimas semanas, ya que el pasado 27 de abril aceptó un pedido similar del líder de la oposición venezolana Manuel Rosales.

Esta medida a favor de Rosales, que se declaró víctima de una persecución política en Venezuela, provocó la molestia del Gobierno de Hugo Chávez y la retirada de su embajador en Lima.