Robert Gates pide la aprobación de 700 millones de dólares para Pakistán

  • Washington, 14 may (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, pidió hoy al Congreso que apruebe una partida de 700 millones de dólares para el Fondo de Capacitación contra la Insurgencia en Pakistán, que está incluida en el presupuesto fiscal 2010.

Robert Gates pide la aprobación de 700 millones de dólares para Pakistán

Robert Gates pide la aprobación de 700 millones de dólares para Pakistán

Washington, 14 may (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, pidió hoy al Congreso que apruebe una partida de 700 millones de dólares para el Fondo de Capacitación contra la Insurgencia en Pakistán, que está incluida en el presupuesto fiscal 2010.

La estrategia estadounidense hacia Afganistán ha cambiado y "sin un éxito en el lado paquistaní de la frontera, nuestros esfuerzos en el lado afgano serán considerablemente más duros", dijo ante la Cámara Alta estadounidense.

El secretario compareció ante el comité de Fuerzas Armadas del Senado junto con el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, para defender el presupuesto para el Departamento de Defensa presentado por el Gobierno para al año fiscal 2010.

Gates dijo que la amenaza de los talibanes está cada vez más cerca y recordó que han llevado sus operaciones hasta Buner, a 90 kilómetros de Islamabad, la capital de Pakistán.

Este fondo está dedicado a facilitar entrenamiento y recursos a las autoridades fronterizas paquistaníes y a proporcionar las capacidades necesarias a las Fuerzas Armadas del país para que lleven a cabo las operaciones de contrainsurgencia.

El secretario destacó que las acciones recientes del Ejecutivo de Pakistán y sus Fuerzas Armadas son un indicador de que el Gobierno "ahora entiende la naturaleza de la amenaza y está dispuesto a tomar medidas para hacer frente" a los talibanes.

Además de la lucha contra la insurgencia en ambos lados de la frontera, Gates subrayó que el éxito en Afganistán también se basa en reconvertir la agricultura del país para erradicar los cultivos de amapola, de los que los traficantes extraen la droga que sirve para financiar las actividades criminales y terroristas.

Gates recordó que hace 30 años en Afganistán había un sector agrícola fuerte, por lo que "la idea de conseguir implantar cultivos alternativos no es fantasía".

El secretario reconoció la preocupación del presidente afgano, Hamid Karzai, por los ataques aéreos selectivos que han causado varias víctimas mortales pero dijo que no se puede prescindir del uso de la fuerza aérea. Renunciar a esa capacidad, dijo, sería como tratar de combatir en la guerra "con una mano atada a la espalda".

El Gobierno estadounidense presentó el pasado febrero su propuesta de presupuesto para 2010 que incluía un gasto de 205.000 millones de dólares para las guerras de Irak y Afganistán, dentro de los 533.700 millones de dólares presupuestados para el Departamento de Defensa.

El resto del presupuesto incluye partidas para mejorar las instalaciones y el sistema sanitario de los militares estadounidenses, comprar armamento, incrementar el número de efectivos y reforzar las operaciones en curso en el exterior, incluidas Irak y Afganistán.

En estos momentos, Estados Unidos tiene desplegados 34.000 soldados en Afganistán, donde prevé mandar dos brigadas adicionales en primavera, compuestas por entre 3.500 y 5.000 soldados cada una, y otra más para el verano.