CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Rusia se opone a la petición para que el informe sobre siria se envíe al CPI

  • Moscú, 15 ene (EFE).- Rusia expresó hoy su oposición a la propuesta que 57 países han hecho al Consejo de Seguridad para que envíe a la Corte Penal Internacional (CPI) los datos que posee sobre supuestos crímenes de guerra y contra la humanidad presuntamente cometidos en Siria.

Un periódico saudí dice que el presidente sirio vive en un buque de guerra

Un periódico saudí dice que el presidente sirio vive en un buque de guerra

Moscú, 15 ene (EFE).- Rusia expresó hoy su oposición a la propuesta que 57 países han hecho al Consejo de Seguridad para que envíe a la Corte Penal Internacional (CPI) los datos que posee sobre supuestos crímenes de guerra y contra la humanidad presuntamente cometidos en Siria.

"Consideramos que esta iniciativa es inoportuna y contraproducente para la solución de los objetivos prioritarios: el inmediato cese del derramamiento de sangre en Siria", señala el comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.

La cancillería recordó que el lunes Suiza remitió al Consejo de Seguridad de la ONU, en nombre de otros 56 países, una petición colectiva con la propuesta de enviar el informe sobre Siria a la Corte Penal Internacional.

Entre los firmantes no figuran, sin embargo, dos más de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -Estados Unidos y China-, que como Moscú no reconocen la competencia jurisdiccional internacional de la CPI.

Rusia "está convencida de que la especulación en relación al tema de la persecución penal internacional y la búsqueda de culpables simplemente reforzará las posturas de los bandos contrincantes", agregó.

Además, agrega, "dificultará la búsqueda de una vía político-diplomática de solución del conflicto sirio".

La nota oficial llama a todos los países a centrar sus esfuerzos en la solución del conflicto de acuerdo con los principios internacionales mutuamente aceptados y contenidos en las resoluciones 2042, 2043 de la ONU y el Acuerdo de Ginebra.

Suiza dedicó los últimos siete meses a recabar apoyos para su iniciativa, que cuenta con el respaldo de la mayoría de los países de la Unión Europea, según el ministro de Exteriores suizo, Didier Burkhalter.

"Nuestra propuesta cuenta con apoyos en toda Europa y en la mayoría de las regiones del mundo. En Siria tienen lugar terribles crímenes de guerra. La gente debe entender que esos crímenes no pueden quedar sin castigo", señaló Burkhalter.

Rusia defendió la validez del Acuerdo de Ginebra como plataforma para solucionar el conflicto sirio tras una reunión celebrada la pasada semana en la ciudad suiza entre el mediador de la ONU para el país árabe, Lajdir Brahimi, y los "número dos" de Exteriores de Rusia y de EEUU, Mijaíl Bogdánov y William Burns.

La Cancillería rusa reiteró entonces su postura de que "las cuestiones sobre el futuro de Siria deben ser decididas por los propios sirios, sin injerencia exterior, (...) mientras que los actores externos clave debieran prestarle su máximo apoyo".