Turquía insiste en que no aceptará a Rasmussen pese a los esfuerzos de Berlusconi para convencer a Erdogan

ANKARA/ESTRASBURGO, 4 (Reuters/EP)

Turquía dejó claro hoy que no aceptará que el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, sea elegido nuevo secretario general de la OTAN durante la cumbre de la Alianza en Estrasburgo, pese a los intentos realizados en el último momento por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que incluso se saltó el protocolo de los actos oficiales para intentar convencer a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

"¿Por qué debería aceptar Turquía un candidato hoy? Ayer el primer ministro habló sobre ello y nos mantenemos en esa idea", indicó un alto responsable turco desde Ankara, después de que Berlusconi mantuviera una larga conversación telefónica con Erdogan sobre esta cuestión.

Turquía considera que Rasmussen no puede dirigir misiones sensibles de la OTAN en el mundo musulmán, por ejemplo en Afganistán, por su mala gestión de la polémica de las caricaturas de Mahoma publicadas en un diario danés en 2006 y que provocaron disturbios y muertos en varios países musulmanes.

Esta mañana los jefes de Estado y de Gobierno fueron llegando uno a uno al lado alemán de la pasarela que separa la ciudad germana de Kehl de la francesa Estrasburgo para una ceremonia oficial, pero cuando llegó Berlusconi, éste bajó del coche atendiendo una llamada de teléfono que no interrumpió para saludar a la canciller alemana, Angela Merkel, que esperaba a cada uno de sus colegas casi a pie de coche.

Su conversación duró tanto, que dio tiempo a que llegaran todos los líderes, por lo que comenzaron el paseo por la pasarela sin él. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, comenzó el camino desde el lado de Estrasburgo y se reunió con ellos en la mitad de la pasarela, donde posaron ante las cámaras, con la ausencia de Berlusconi.

'Il Cavaliere' se unió finalmente a los otros 27 jefes de Estado y de Gobierno cuando se iba a realizar una segunda foto de familia y fue entonces cuando explicó aparentemente a Merkel y Sarkozy el por qué de su retraso. Según una fuente del equipo del primer ministro italiano, Berlusconi estaba intentando convencer a Erdogan de que cambiara de postura.

"Desde esta mañana el primer ministro Berlusconi ha estado en contacto con Turquía manteniendo conversaciones directas con el primer ministro (turco) para desbloquear las negociaciones", señaló la fuente, que no dio más detalles. Erdogan ha regresado a Turquía, país que está representado en la cumbre por su presidente, Abdulá Gul.