Varios disidentes creen que no es el momento para el regreso de Cuba a la OEA

  • La Habana, 22 may (EFE).- Varios disidentes cubanos declararon que no es el momento para el regreso de su país a la Organización de Estados Americanos (OEA), que hoy aplazó un debate al respecto por divergencias de los diferentes grupos regionales.

Varios disidentes creen que no es el momento para el regreso de Cuba a la OEA

Varios disidentes creen que no es el momento para el regreso de Cuba a la OEA

La Habana, 22 may (EFE).- Varios disidentes cubanos declararon que no es el momento para el regreso de su país a la Organización de Estados Americanos (OEA), que hoy aplazó un debate al respecto por divergencias de los diferentes grupos regionales.

"No considero que sea momento para beneficiar a las autoridades que están en proceso de intensificar la represión en Cuba y que no hacen ningún tipo de cambio, ni siquiera económico", dijo a Efe Miriam Leiva, cofundadora de las Damas de Blanco, familiares de 75 disidentes condenados en 2003.

Leiva opina que los países latinoamericanos "deben, en primer lugar, pedir al Gobierno cubano que aplique la carta de derechos humanos de la OEA, y según los pasos que de (La Habana), pues que se analice el reingreso de Cuba".

No obstante, dijo que favorece "un diálogo real, si hay buena voluntad de todas las partes".

En una sesión ordinaria del Consejo de la OEA celebrada hoy en Washington estaban en agenda varios anteproyectos de resolución que deberá analizar la Asamblea General del organismo el 2 y 3 de junio en San Pedro Sula (Honduras), sobre el fin de la suspensión de Cuba decidida en 1962.

Pero, las divergencias impidieron que se debatiera, por primera vez desde hace 47 años, el regreso de Cuba.

Elizardo Sánchez Santacruz, líder del Comité Cubano de Derechos Humanos y reconciliación Nacional (CCDHRN), dijo a Efe que coincide con los países que "no ocultan sus reservas en cuanto al reingreso del Gobierno de Cuba a la OEA".

"Estas reservas que compartimos tienen que ver con la pésima situación de derechos civiles, políticos y económicos que siguen prevaleciendo en la isla, que es, a mi juicio, la peor de todo el hemisferio", subrayó.

Según Sánchez, "a pesar de ello, el Gobierno totalitario de la isla, que ya lleva más de medio siglo en el poder, no parece estar dispuesto a cambiar esta situación de derechos fundamentales".

En su opinión, aceptar al Gobierno de Cuba en la OEA equivaldría a "sentar una horrible oveja negra" en una comunidad de naciones con Gobiernos elegidos democráticamente.

Óscar Espinosa Chepe, economista disidente del grupo de los 75 apresados en 2003, ahora con licencia extrapenal por razones de salud, cree "muy positivo" el planteamiento del secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, sobre la reincorporación de Cuba a la organización.

Pero, señaló que el Gobierno cubano "no quiere entrar por no aceptar los reglamentos de los Gobiernos democráticos que integran esa institución. No está dispuesto a transigir".

"¿Qué se va a discutir así? No hay voluntad ninguna", agregó Espinosa.

El Gobierno de La Habana, presidido desde hace quince meses por el general Raúl Castro por la enfermedad de su antecesor y hermano mayor, Fidel, ha reiterado que no desea volver a la OEA.

Ningún medio cubano informó de la reunión de embajadores que tuvo lugar hoy en Washington, ni de su falta de resultados.