Venezuela espera que Perú capture y devuelva "al delincuente" Manuel Rosales

  • Caracas, 27 abr (EFE).- El Gobierno de Venezuela dijo hoy que espera que Perú "capture y devuelva" al país al líder opositor Manuel Rosales, a quien tildó de "delincuente", en cumplimiento de leyes internacionales y en colaboración a la lucha contra la corrupción.

Caracas, 27 abr (EFE).- El Gobierno de Venezuela dijo hoy que espera que Perú "capture y devuelva" al país al líder opositor Manuel Rosales, a quien tildó de "delincuente", en cumplimiento de leyes internacionales y en colaboración a la lucha contra la corrupción.

"Esperamos que el Estado peruano, en su conjunto, y el Gobierno de Perú, de manera específica, cumplan con las leyes internacionales y capturen y devuelvan a Venezuela al delincuente Manuel Rosales", quien "está siendo procesado por delitos sumamente graves al patrimonio", declaró el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

"El Estado peruano está obligado a cumplir con los acuerdos internacionales", reiteró Maduro al pedir a las autoridades peruanas "que cooperen en la lucha contra el delito de corrupción", en la cual su país actúa "de manera transparente", remarcó.

Maduro dio cuenta en declaraciones a los periodistas que, a solicitud de la Interpol de Perú, y "para hacer efectiva la alerta roja", la embajada de Venezuela en Lima entregó este domingo en la cancillería peruana todos los requerimientos legales del caso.

Poco después de las declaraciones de Maduro, el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, anunció que el Gobierno de su país había concedido el asilo político a Rosales.

"El Gobierno peruano, fiel a una tradición histórica de su compromiso con el derecho internacional, decidió otorgar el asilo al ciudadano venezolano Manuel Rosales", dijo García Belaúnde ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano.

El líder de la oposición venezolana apareció la semana pasada en Perú, luego de que optó por rehuir una audiencia en un proceso por presunta corrupción en Venezuela, que él considera un "juicio político".

El fundador del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) explicó que huyó de su país una vez que "se filtró la sentencia que tenían preparada" para ser emitida en la audiencia a la que finalmente no asistió, la cual ordenaba que afrontara en prisión el proceso judicial y no en libertad condicionada.