Villar-Mir acuerda en una zona tibetana la mayor inversión española en China

  • Chengdu (China), 29 abr (EFE).- La empresa española FerroAtlántica, del Grupo Villar Mir, construirá en una zona de población tibetana del suroeste chino la mayor fábrica de silicio metálico del mundo, merced a un acuerdo firmado hoy en el marco del V Foro España China.

Villar-Mir acuerda en una zona tibetana la mayor inversión española en China

Villar-Mir acuerda en una zona tibetana la mayor inversión española en China

Chengdu (China), 29 abr (EFE).- La empresa española FerroAtlántica, del Grupo Villar Mir, construirá en una zona de población tibetana del suroeste chino la mayor fábrica de silicio metálico del mundo, merced a un acuerdo firmado hoy en el marco del V Foro España China.

El presidente del grupo, Juan Miguel Villar-Mir, firmó hoy en Chengdu con las autoridades chinas el acuerdo para la construcción de la fábrica.

La factoría, una de las primeras grandes apuestas de España por el hasta ahora desconocido interior de China -menos desarrollado que el este del país- estará en la ciudad de Kangding de la prefectura autónoma de Garze (Ganzi en mandarín), de 70.000 habitantes, casi un 80 por ciento pertenecientes a la minoría étnica tibetana.

Villar-Mir destacó que la fábrica, que creará 600 empleos directos y 5.000 indirectos, espera ser un gran impulso a una zona donde mucha gente vive aún en la pobreza.

"Vamos a contribuir a la mejora del nivel de vida y de bienestar en Ganzi", señaló a Efe el empresario, subrayando que el proyecto es "con diferencia, la mayor apuesta industrial que España ha hecho en China, pues representa una inversión de 1.066 millones de dólares" (820 millones de euros).

La fábrica de FerroAtlántica, líder mundial en tecnología y producción de silicio metálico, será la decimoquinta que tendrá la empresa (ahora tiene cinco en España, seis en Francia, dos en Sudáfrica y una en Venezuela) y será dos veces más grande que la sudafricana -también de Villar-Mir- que hasta ahora era la mayor del mundo en el sector.

Previsto el comienzo de su construcción para septiembre de este año, el complejo lo formarán seis hornos con una potencia de 35 megavatios cada uno: el primero de ellos, si se cumplen los planes, comenzará a producir en julio de 2011, y se espera que la producción plena de la factoría se inicie en diciembre de 2012.

Villar-Mir explicó en la clausura del V Foro España-China, ante las autoridades chinas y españolas -entre ellas la ministra de Igualdad, Bibiana Aído- los pormenores del acuerdo para la producción de silicio, que será utilizado principalmente en células fotovoltaicas para paneles solares, una de las industrias en las que España invierte más en China.

"El mercado del silicio va a tener su mayor desarrollo a nivel mundial precisamente en China, donde se sitúan la mayor parte de los nuevos productos de todos nuestros clientes", destacó Villar-Mir en la presentación.

Para el proyecto se ha creado una empresa mixta, la Sociedad Ganzi-Ferroatlántica Silicon Industry, con una participación del 75 por ciento del Grupo Villar Mir, mientras que el 25 por ciento restante está en manos de inversores locales de la provincia de Sichuan.

"La fábrica va a ser líder mundial en la fabricación de silicio en todos los aspectos: en capacidad de producción, en tecnología, en calidad, en productividad y también en su limpieza y respeto al medio ambiente", resaltó el empresario, apuntando que "no habrá emisión alguna" de contaminantes en la atmósfera.

La producción anual a pleno rendimiento será de 108.000 toneladas de silicio metal de calidad química, 10.000 de calidad solar fotovoltaica y 50.000 de microsílice, explicó.

En el magno acuerdo queda, no obstante, un detalle por resolver, el del uso de una central hidroeléctrica -en un afluente del Yangtsé en la zona- para abastecer de energía a la fábrica, algo que Villar-Mir se mostró convencido en concretar en breve tras negociar con las autoridades de la zona.

La factoría se nutrirá de electricidad de una central situada en uno de los afluentes del Yangtsé, que le suplirá con los 2.000 millones de kilovatios hora que necesitará para funcionar.

El empresario también destacó la buena comunicación de la fábrica, que se encontrará cerca de la carretera que une Lhasa, capital de la región autónoma del Tíbet (suroeste), con la metrópoli de Shanghai, centro financiero y comercial de China (este).

No fue este el único acuerdo firmado hoy por Villar-Mir con las autoridades de la provincia china de Sichuan, ya que también se acordó hoy que la empresa española construirá una autopista de 144 kilómetros entre Chengdu, capital provincial, y los puertos fluviales más importantes del río Yangtsé.

Según explicó Villar-Mir, no se iniciarán las obras hasta dentro de dos años, ya que los estudios de construcción aún no han sido terminados.

"Nos parece bien (el retraso), porque el momento actual de dificultades económicas no es el más adecuado" para tal inversión, destacó el empresario a Efe.

Antonio Broto