Areces anuncia una primera fase de inversión en tecnología para el HUCA de más de 60 millones de euros

Las obras podrán ser visitadas por cualquier ciudadano o profesional que lo desee

Arrancan los trabajos de los accesos al centro hospitalario, con un plazo de ejecución de 30 meses

OVIEDO, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, se refirió hoy al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) como un centro "para las personas" y dijo que su Administración tiene claro que, en materia de Salud, no hay que ahorrar, sino "gastar bien". El Jefe del Ejecutivo señaló que, aparte de la obra civil, se está ultimando una primera fase de inversión en tecnología de más de 60 millones de euros. Así lo explicó hoy el presidente del Principado en su intervención tras la visita realizada a las obras del HUCA, cuya conclusión está prevista para abril de 2010.

Además, dijo que las obras del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) podrán ser, en las próximas semanas, visitadas por cualquier ciudadano o profesional que así lo desee y que tendrá la oportunidad de recorrer el recinto, comprobando los avances que se están realizado.

Areces señaló que serán jornadas "de puertas abiertas" para que los ciudadanos puedan conocer lo que se están haciendo. "Miles de personas visitarán, en tiempos compatibles con la obra, fundamentalmente los fines de semana, el hospital, previa inscripción en una página web", señaló.

El dirigente asturiano visitó hoy las obras en ejecución del HUCA con motivo de la presentación, por parte de la UTE (Sacyr-Vallehermoso, Construcciones San José y Sánchez Lago), de las dependencias clínicas. Asistieron también los Consejeros de Economía y Hacienda, Jaime Rabanal, y de Salud y Servicios Sanitarios, José Ramón Quirós.

Posteriormente, Quirós dijo, a preguntas de los periodistas, que las visitas del público se irán adaptando a la evolución de las obras, para hacer la visita totalmente segura. "Se trata de una medida de transparencia y que suponer abrir a la ciudadanía un hospital que es de todos", señaló.

Areces, tras la visita, se mostró muy orgulloso de un proyecto que tuvo que soportar "zancadillas" en sus inicios, pero que ya "no hay quien lo pare" y que situará a Asturias en la vanguardia de los centros europeos. El dirigente asturiano insistió en la importancia que van a tener las nuevas tecnologías en el nuevo HUCA y puso como ejemplo que los pacientes van a contar con una cámara web para poder estar en contacto permanente con los familiares.

En la misma línea, responsables del proyecto, durante la explicación se refirieron al HUCA como un hospital "sin papeles", dado que toda la información va a estar informatizada y se podrá tener acceso a través de los diferentes terminales en una instalación "del siglo XXI".

El presidente del Principado comentó que ya ha comenzado la tramitación de "las más modernas tecnologías" y avanzando las gestiones con entidades financieras para acometer en una primera fase de inversión en tecnología de más de 60 millones de euros. La segunda inversión estará lista cuando se complete la obra civil y se complete todo el traslado del viejo al nuevo hospital.

INVESTIGACIÓN

También se refirió a la puesta en marcha de un nuevo centro investigación de Biomedicina, un proyecto que será presentado en los próximos meses y que se desarrollará en el HUCA y en la Universidad.

De hecho, Areces, explicó que el nuevo HUCA supondrá un "impulso" a las tareas de investigación y docencia. De hecho, el edificio tiene un Área universitaria con una dotación de seis aulas (con capacidad para albergar entre 72 y 130 alumnos por cada una) y once seminarios (con capacidades entre 21 y 44 alumnos), que dará cabida a toda la formación de pregrado, tanto de la Facultad de Medicina como de las Escuelas Universitarias de Enfermería de la Universidad de Oviedo.

Además, de la visita al HUCA, Areces asistió al inicio de los trabajos del nuevo Instituto Nacional de Silicosis, que pretende ser un centro de referencia internacional para el tratamiento y la investigación de enfermedades respiratorias de origen laboral.

Durante el recorrido posterior por el HUCA Areces comprobó el estado de los trabajos del nuevo hospital, en los que están empleadas 800 personas según los responsables del proyecto, y visitó varios equipamientos piloto instalados ya en las futuras áreas de hospitalización, ambulatoria y técnica.

El nuevo HUCA es, en estos momentos, junto con el de Toledo, el mayor hospital público en construcción en España. Se trata de un nuevo centro hospitalario que estará dotado con la más moderna tecnología sanitaria y concebido para cumplir la cuádruple función de ser hospital del Área Sanitaria IV, hospital de referencia para todo el Principado de Asturias, centro de referencia nacional de prevención técnico sanitaria de las enfermedades que afecten al sistema cardiorrespiratorio (Instituto Nacional de Silicosis), y centro docente universitario para la formación en Ciencias de la Salud.

La empresa pública a la que el Gobierno Asturiano ha encomendado la construcción de los hospitales en ejecución en estos momentos en el Principado, Gispasa, desarrolla de forma íntegra el proyecto. Fue adjudicado el 31 de enero de 2005 a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por SACYR-Vallermoso, San José y Sánchez y Lago.

Las novedades incluidas en el proyecto previsto inicialmente, según los responsables de las obras, supondrán mejoras en la eficiencia de los servicios y las áreas funcionales del complejo hospitalario. Los trabajos suponen más de 180.000 metros cuadrados de superficie construida.

Una de las áreas más destacadas durante la visita fue el Área Técnica, que concentrará todos los apoyos del hospital como quirófanos, cuidados intensivos, radiodiagnóstico, laboratorio o farmacia. Dispondrá de 36 quirófanos, frente a los 29 actuales, y como novedad uno de ellos estará equipado con el robot quirúrgico 'Da Vinci', que permite al cirujano realizar operaciones a distancia.

En el área de Obstetricia y Ginecología se contemplan 5 unidades de Parto y Recuperación, así como un paritorio convencional adicional y un quirófano de alto riesgo. El área de críticos se dotará con 131 camas, frente a las 94 actuales. De ellas, 85 son para adultos y 46 para niños. Tendrá boxes individuales.

En el área de Radiodiagnóstico, se contará con cuatro TAC, incluyendo uno de última generación, que permitirá el estudio de pacientes con tiempos de apnea muy cortos. Otro equipamiento llamativo son cinco Resonancias Nucleares Magnéticas, incorporando una Resonancia de tres Teslas.

ACCESOS

Antes de la visita a las obras del HUCA, tuvo lugar el acto de colocación de la primera piedra de lod accesos al nuevo hospital con la autopista "Y" y la ronda exterior de Oviedo, en las que se van a invertir más de 24 millones de euros (24.244.591,39 euros). Las obras, que serán ejecutadas por la Unión temporal de Empresas formada por Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y Obra Civil Asturiana (Obra Civil Asturiana (OCA), cuentan con un plazo de ejecución de 30 meses. Al acto acudió el consejero de Infraestructuras del Principado, Francisco González Buendía.

La nueva vía garantizará una conexión directa del equipamiento sanitario con la "Y" y con la ronda exterior de Oviedo a la altura del polígono del Espíritu Santo (A-66). De esta forma, la llegada al HUCA podrá realizarse directamente, sin necesidad de acceder al casco urbano.

Pese a que las obras afectarán temporalmente a las instalaciones deportivas de la Monxina, el proyecto contempla la reposición total de las afecciones. Además, los trabajos se adaptarán al programa de uso de las instalaciones deportivas para reducir al máximo las molestias. Areces también dijo que el Hospital tendrá una conexión con el 'tren-tran' proyectado para el área central de Asturias.