El Gobierno dice que no se puede avalar con recursos públicos modelos "trasnochados" como el del Torrevelo y Peñalabra

El Ejecutivo considera "justa" la decisión sobre los conciertos y pide a ambos centros que "superen" su modelo y se equiparen al resto

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Cantabria considera que la decisión de retirar el concierto al colegio Torrevelo y denegárselo al Peñabra es "justa" y defiende que "no tiene ningún tipo de sentido" que se avale con recursos públicos procedentes de los impuestos de todos los ciudadanos modelos educativos "perjudiciales" desde el punto de vista pedagógico y "totalmente trasnochados".

Así lo ha señalado la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga, en la rueda de prensa en la que informó sobre los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno en su reunión de hoy, en la que abordó esta decisión de la Consejería de Educación, que el Ejecutivo "apoya y avala", y considera "justa" tanto desde el punto de vista normativo como pedagógico.

Gorostiaga señaló que ambos centros, pertenecientes al Opus Dei, defienden un modelo "totalmente apartado" de lo que debe ser un sistema educativo "moderno, plural, igualitario y propio de una sociedad avanzada".

A su juicio, el Gobierno "no puede seguir" financiando con recursos públicos modelos educativos que diferencian niños de niñas, que "excluyen a unos y otros por el único motivo de pertenecer a un sexo u otro", mientras que "está trabajando" por construir una sociedad basada en la "plena igualdad de oportunidades, la tolerancia y la integración"

Para el Ejecutivo, el modelo seguido por el Torrevelo y el Peñalabra "debería estar ya superado", y de hecho está "convencido" que la educación segregada "está llamada a desaparecer". En el caso de estos dos centros privados, Gorostiaga dijo estar segura de que "se irán transformando" hacia un modelo "abierto, sin exclusiones y similar" al que desarrollan el resto de centros de Cantabria.

La vicepresidenta recalcó que la decisión de la Consejería de Educación "no es fruto del capricho ni de la improvisación", sino del "cumplimiento estricto" de la legislación vigente, ya que la Ley Orgánica de Educación (LOE) deja "muy claro" que los centros que "discriminen" alumnos por razones de sexo, edad o nacionalidad no pueden recibir el concierto.

Además, responde a un "compromiso político" del Gobierno de Cantabria por una educación pública "de calidad", que garantice la libertad de elección de centros docentes y ponga a disposición de los alumnos todos los recursos necesarios para que su formación se desarrolle en un entorno de "igualdad, respeto y tolerancia", recalcó.

Según la vicepresidenta, la sociedad cántabra "no es segregadora", sino que "está avanzando firmemente a la integración", y ese "avance" es el que el Ejecutivo pide también a la dirección y responsables del Torrevelo y Peñalabra para que "superen" su modelo educativo y "se equiparen", en igualdad de condiciones, con el resto de centros públicos y privados de Cantabria. Para el Gobierno, "ese y no otro" es "el camino".

Por último, y respecto a las valoraciones y críticas que se han realizado sobre esta decisión de la Consejería en los últimos días, Gorostiaga recalcó que el Gobierno "respete profundamente" las distintas opiniones, pero quiere dejar "bien claro" que su obligación es "cumplir y hacer que se cumpla la ley"; una ley "legítima y plenamente constitucional, avalada por los tribunales" y por "infinidad" de estudios pedagógicos realizados de forma "totalmente independiente".

Por ello, reclamó y exigió respecto a la autonomía del Ejecutivo, fundamentalmente cuando sus decisiones están basadas en lo establecido por la actual legislación.