El Parlamento Europeo pedirá información al Gobierno sobre el patrimonio de Numancia ante la queja de los Marichalar

La familia pide protección ante la modificación urbanística que permite construir un polígono en Soria SORIA, 31 (EUROPA PRESS) El Parlamento Europeo pedirá información al Ministerio de Cultura sobre el patrimonio de Numancia y Soria después de que el conde de Ripalda, Amalio de Marichalar y Sáenz de Tejada, solicitara hoy su intervención en defensa de la legalidad europea y del patrimonio histórico, cultural y paisajístico de Numancia y de la ciudad de Soria, "amenazado por la construcción de un gran polígono industrial". En su intervención en el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo, Amalio de Marichalar expuso que el Ayuntamiento de Soria y la empresa Gesturcal de la Junta de Castilla y León han quebrantado "frontalmente" la Directiva 2001/42/CE del 27 de junio de 2001 sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, sin que el Estado español haya exigido su cumplimiento ni haya emprendido iniciativas en defensa del patrimonio histórico y cultural amenazado, informaron fuentes cercanas a la familia. Una vez oída la petición, el presidente de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Marcin Libicki, anunció que solicitará al Ministerio de Cultura información sobre los acontecimientos que se han producido en Numancia y que han dado lugar a la petición. Además, Marichalar presentó en el Parlamento una relación de 35 informes de academias españolas, instituciones y de organismos internacionales que han mostrado su preocupación ante las iniciativas urbanísticas emprendidas en el entorno de Numancia, entre las que figuran las reales academias de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando, el Instituto de España, el Instituto Arqueológico Alemán, la Academia de Ciencias Rusa, Icomos, el Departamento de Historia Antigua de la UNED, Greenpeace o Europa Nostra. Amalio de Marichalar detalló que no se ha tramitado el procedimiento ambiental que exige para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Soria que posibilita la construcción del polígono Soria II. Tampoco, prosiguió, se ha emitido el informe ambiental, incumpliendo la Junta de Castilla y León la obligación de poner a disposición del público los resultados que hubieran sido obtenidos de haberse tramitado el procedimiento ambiental obligatorio, lo que ha impedido que se consideraran otros mejores emplazamientos para Soria II como pueden ser aquellos suelos del municipio que no contengan valores culturales y medioambientales. OBLIGACIÓN DE PROCEDIMIENTO Asimismo, señaló que este procedimiento ambiental de la Directiva era obligatorio por cuanto el polígono Soria II afecta a una importante superficie de suelo, concretamente a más de 116 hectáreas y con efectos significativos en el medio ambiente, obligando a que todas las transformaciones del suelo que impliquen la eliminación de la cubierta vegetal arbustiva superior a 100 hectáreas habrán de ser sometidas a evaluación ambiental. También destacó que la iniciativa de la Gesturcal no es necesaria ya que el Plan General de Ordenación Urbana de Soria aprobado en 2006 ha previsto suelo industrial para los próximos 30 años en el polígono de Valcorba, cuya primera fase está en avanzada construcción, y dijo que, según estudios de destacados economistas españoles, la ciudad de Soria dispone de suelo industrial para los próximos 180 años. En este sentido, Amalio de Marichalar afirmó que se eludió la evaluación ambiental al no haber causa que justifique la construcción del polígono industrial, ya que las autoridades españolas no han presentado una memoria que la justifique. Amalio de Marichalar aseguró que la aplicación del procedimiento de evaluación ambiental hubiera llevado casi con toda probabilidad a la alternativa cero, esto es, la de no realización del polígono por su afectación irreversible a todos los valores que existen en la zona. Según informes de la empresa pública Gesturcal, la construcción del polígono industrial Soria II afecta a los siguientes Bienes Declarados de Interés Cultural: Numancia y Cerco Romano de Garray; el Casco Antiguo de la Ciudad, Margen Izquierda del río Duero; Claustro de la Iglesia de San Pedro; Iglesia Concatedral de San Pedro; Iglesia y Claustro de San Juan de Duero y Muralla Medieval, así como en edificios singulares y zonas de protección arqueológica del Puente sobre el Duero, Nevero, San Millán, Santa María del Puente-Monasterio de San Agustín, Casa Particular de los siglos XVI-XVII y Muralla Medieval.