El PP cifra en 16 millones la cantidad que recibirá Ryanair hasta 2012 y Sota le advierte del uso de los datos

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

La compañía irlandesa Ryanair recibirá del Gobierno de Cantabria un total de 16 millones de euros entre los años 2008 y 2012 por su presencia en el aeropuerto de Parayas, según estimaciones de la diputada del Partido Popular María Antonia Cortabitarte, a quien el consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, advirtió sobre el uso de estos datos y sus efectos sobre la competitividad del aeródromo santanderino.

En el Pleno del Parlamento, Cortabitarte inquirió al Gobierno por el dinero que recibió Ryanair como subvención en los años 2008 y la previsión 2009. Sota la instó a consultar el convenio entre el Ejecutivo y la empresa, en base al cual la diputada detalló que el año pasado ascendió a 4,4 millones, mientras que éste será de seis.

Sota recordó que la subvención se cierra a finales de año y se vincula al número de pasajeros, motivo del aumento cada año. La parlamentaria 'popular' incidió en que otros aeropuertos, como Gerona, ponen como condición las pernoctaciones en la zona.

Y Cortabirtarte advirtió de que el importe exacto no le fue respondido por el consejero en el Parlamento. Sota se mostró dispuesto a facilitarle estos datos. "A ver qué hace usted con ellos", matizó, ya que, según aseveró, pueden ser utilizados por aeropuertos de otras comunidades autónomas para hacer "competencia desleal", ya que las compañías "se van por más o menos dinero".

Por tanto, hay que evitar dar datos "excesivamente prolijos" de la situación de la empresa en Cantabria, al tratarse de un sector "sensible" y "en competencia". "Si descubrimos todas nuestras cartas, vamos a jugar con las cartas marcadas", sostuvo Sota, que pidió a Cortabitarte que use la información con "seriedad y prudencia", porque "pueden perjudicar al aeropuerto y la comunidad". "Cuidado con lo que hacemos", añadió.

CANCELACIONES

Cortabitarte recordó que el Gobierno de Cantabria es un "gran cliente" de Ryanair, por lo que reprochó al Ejecutivo que no exigiera a la empresa atención a los cántabros afectados por la cancelación del vuelo de Roma a Santander el pasado mes de noviembre de 2008, en lo que calificó de una "experiencia penosa" para los viajeros, que sufrieron un "trato pésimo" de la compañía "inadmisible".

El consejero de Industria explicó que en el aeropuerto de Ciampino, en Italia, se produjo un accidente aéreo que dejó un avión en la pista, lo que provocó que "debido a la gestión de Berlusconi", el aeródromo estuviera cerrado 36 horas. A esto se sumó que había una huelga en Alitalia, lo que impidió que los afectados, unos 90 de todo el país, pudieran coger otro avión para regresar a sus casas. Según el reglamento europeo, señaló Sota, esto es una causa extraordinaria de fuerza mayor que no da derecho a indemnizaciones.

Frente a esto, la diputada del PP contrapuso la diferencia de trato en los servicios de consumo de Cantabria y otras comunidades. Así, mientras en la comunidad las reclamaciones de los afectados se derivaron a Avión Civil del Ministerio de Fomento y de ahí, a su vez, a las autoridades italianas, en Asturias, 18 días después, los perjudicados recibieron disculpas de la compañía y una indemnización con los gastos ocasionados durante esos días.