El Principado no aplicará la progresividad que pide IU en la parte regional de las ayudas a la compra de automóviles

OVIEDO, 20 (EUROPA PRESS)

La consejera de Administraciones Públicas y Portavoz del Gobierno del Principado de Asturias, Ana Rosa Migoya, recordó hoy que el Ejecutivo regional ha tomado la decisión de unirse al plan de ayudas al automóvil en los términos que ya planteó la semana pasada el consejero de Industria y Empleo, Graciano Torre, es decir con la aportación de 500 euros.

Migoya hizo esas consideraciones al ser preguntada, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, sobre la reivindicación de IU de que las ayudas regionales sean progresivas para dar así cumplimiento al acuerdo político de Gobierno regional entre PSOE e IU.

Sin embargo, Migoya subrayó que la medida no es de caracter regional, sino estatal, mientras que el acuerdo de Gobierno es autonómico. Además, dijo que el asunto no fue tratado hoy en el Consejo de Gobierno, en el que participan dos consejeros de IU, y diferenció las decisiones del Gobierno de las reivindicaciones y opiniones que puedan plantearse en el marco de las fuerzas políticas.

Migoya defendió la medida impulsada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero porque servirá para "activar la demanda" en un sector del que dependen, en gran medida, empresas ubicadas en Asturias, como ArcelorMittal.

Además, la dirigente regional aclaró que estas ayudas no son un apoyo social, ni pretenden mejorar las condiciones de vida de determinado colectivo, sino que lo que se busca es incentivar la demanda en el sector del automóvil. En lo que respecta a la inclusión final de las motocicletas en el Plan 2000E, Migoya mostró su satisfacción y recordó que había sido una de las peticiones del Principado, teniendo en cuenta que en la región se ubican empresas como Suzuki. La consejería de Industria y Empleo trabaja, señaló Migoya, para poner en marcha la resolución que articule definitivamente las ayudas en el marco del Principado.

Preguntada por si le preocupan las diferencias que puedan surgir entre PSOE e IU, Migoya señaló que es algo lógico que existan distintos planteamientos entre dos formaciones políticas diferentes. "Si pensásemos igual en todo, seríamos la misma fuerza política", apostilló.