LM

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

La prórroga del convenio con el Gobierno de España para poner en funcionamiento el programa de tele asistencia en Castilla-La Mancha, a la que hoy dio el visto bueno el Consejo de Gobierno de la región, permitirá la puesta en marcha de 4.000 nuevos terminales en la Comunidad Autónoma.

Así lo avanzó la portavoz del Ejecutivo autonómico, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, en la que informó de que el Consejo también autorizó la firma de un convenio con Cruz Roja Española para prestar el servicio en el territorio regional.

Para la prórroga, el Consejo de Gobierno ha autorizado una inversión de 6,9 millones de euros para atender este año el servicio de Teleasistencia domiciliaria que ofrece el Gobierno de Castilla-La Mancha, en colaboración con Cruz Roja, y que supone un 10,5 por ciento más respecto al presupuesto del año anterior.

Del total de la inversión prevista, 5,3 millones son fondos propios de la Consejería de Salud y Bienestar Social, y el resto, 1,6 millones, son aportados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) a través del convenio que mantiene con el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Como recordó Rodríguez, el servicio de tele asistencia se presta en Castilla-La Mancha de forma universal y gratuita a todos los mayores de 70 años, que cuentan con un terminal, de los que gracias a esos 4.000 nuevos, ya suman 22.500 en toda la región.

El perfil del usuario de este servicio es el de una mujer de más de 81 años, y el 75 por ciento de las personas que se benefician de él viven solas. El servicio atiende unas mil llamadas diarias, y realiza unas 230.000 llamadas anuales, además de alrededor de 70.000 visitas, también anuales, por parte de unos 3.000 voluntarios.

HISTORIA CLÍNICA DIGITAL

De otro lado, la portavoz explicó que el Consejo de Gobierno aprobó su participación en la creación de una historia clínica digital en toda la Unión Europea, proyecto en el que participan 17 entidades sanitarias y distintos países.

Por parte de España, además del Ministerio, lo hacen Andalucía, una entidad privada de salud de Cataluña y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, elegida por la innovación en el tratamiento digital de los archivos de este ámbito.