Nieto (PP) cree "una temeridad" que "en plena crisis" el Ayuntamiento aún no tenga aprobado su presupuesto

CÓRDOBA, 5 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José Antonio Nieto, dijo hoy creer "una temeridad" que "en plena crisis económica y con el paro azotando la ciudad" el gobierno municipal de coalición que forman IU y PSOE "todavía no tenga aprobado el presupuesto del ayuntamiento para este año, y estamos ya en abril".

En una entrevista concedida a Europa Press, Nieto recordó que el Ayuntamiento "tuvo en 2008 un presupuesto --ahora prorrogado-- de en torno a 420 millones de euros, lo que equivale a contar con una potente máquina para solucionar problemas, si se emplea bien, o para crearlos, si no se le da buen uso, en tiempo y forma".

Ahora se está dando el segundo caso, pues, por ejemplo, "son múltiples los proveedores del Ayuntamiento que se quejan de que éste no les paga, porque no hay presupuesto, lo mismo que hay muchas actuaciones en barrios sin ejecutar y estrategias de futuro para la ciudad sin desarrollar, igualmente porque no hay presupuesto".

Pero, además, consideró que "no es entendible" que el gobierno municipal, que tiene mayoría absoluta "y, por tanto, la seguridad absoluta de que el proyecto presupuestario que presente se aprobará, diga lo que diga la oposición, sobre todo cuando IU y PSOE no tienen ningún interés en contar con la opinión, el consejo o el apoyo del PP", ya que no se les ha presentado a los populares "ningún borrador, esquema o folio del proyecto de presupuesto para 2009".

Nieto subrayó también el hecho de que, "si en condiciones normales ya se incumple la Ley, que determina que a 31 de diciembre debe estar aprobado el presupuesto del año siguiente, en este año 2009 resulta irresponsable que no esté ya en vigor un presupuesto orientado a atajar la crisis, que golpea la ciudad con dureza y que ha elevado a 35.000 el número de parados".

Precisamente por ello, el PP pidió el pasado noviembre que los presupuestos para este año se presentaran antes de acabar 2008, "y el gobierno municipal se comprometió a que estarían en tiempo y forma, pero no ha sido así, y ya, con el mes de abril empezado, no vale la excusa de que hay que preparar los proyectos para los fondos estatal y andaluz de inversión local". Además, según la previsión del portavoz popular, "el presupuesto para 2009, como el de años anteriores, tendrá grandes lagunas y no será esa herramienta que se necesita para luchar contra la crisis".

FÓRMULA DEL PP

En cuanto a la fórmula presupuestaria que aplicaría el PP si estuviera en el gobierno municipal, Nieto apuntó que llevaría a la práctica "la misma receta que, en la actual crisis, ya sigue cualquier familia, es decir, reducir al máximo el gasto superfluo, el que se deriva del mal funcionamiento, de la mala organización del trabajo y que, con una gestión más eficaz, se puede eliminar, lo mismo que hace ahora una familia con sus miembros en paro, que sale menos a cenar fuera, pero que, desde luego, no reduce el gasto en atención sanitaria o en educación para sus hijos".

De igual forma, el Ayuntamiento "tiene que aprender que es más pobre de lo que era hace dos o tres años, que hay ciertos lujos que no se puede permitir, como la mala gestión, y eliminar gastos que no son claves para afrontar la crisis, para así mantener, sin tocar ni un euro, el gasto social y las inversiones, en los que el PP entiende que hay que ir al máximo, porque esas son las vías fundamentales que ayudan a salir de la crisis".

La inversión municipal debe servir "para mejorar los barrios y crear empleo, no en el Ayuntamiento, sino desde el Ayuntamiento, pues es es la clave, es decir, hay que fortalecer la inversión para que haya empresas que puedan crear empleo y haya desempleados que, de esta forma, tengan la oportunidad de empleo que ahora no tienen, a la vez que hacer un mayor esfuerzo en la atención social a más personas".

Así será el proyecto de presupuesto municipal para 2009 que, desde la oposición, está dispuesto a presentar el PP, si antes del 15 de abril no ha hecho lo propio el gobierno de coalición de IU y PSOE. Dicho proyecto incluirá un incremento de las partidas para políticas sociales, a la vez que se congelará el gasto corriente y se disminuirá la carga financiera del Consistorio, pero sin que ello repercuta en las inversiones, y cumpliendo a la vez con el Plan Económico y Financiero.