Sevilla.- Zoido propondrá en el próximo Pleno la reurbanización del polígono Macarena "abandonado" y aún sin recepcionar

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS) El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, propondrá en el próximo Pleno municipal la reurbanización del polígono industrial Macarena, en "estado de abandono", que continúa aún sin recepcionar por parte del Consistorio hispalense diez años después de su construcción. En declaraciones a los periodistas tras su visita al polígono, ubicado a las espaldas del parque empresarial Nuevo Torneo, Zoido consideró "vergonzoso" el hecho de que "para el Ayuntamiento no existe", mientras que los empresarios instalados en las 34 naves "están dedicando su trabajo a mantener los puestos de trabajo y se sienten avergonzados cuando vienen sus clientes por el mal estado de mantenimiento del polígono". Por tanto, manifestó su compromiso de "trasladar la propuesta a Sevilla Global y la Gerencia de Urbanismo", además de elevarla a Pleno, porque "aunque el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín no se lo crea, el polígono industrial Macarena existe y hay que ponerlo en valor". En este sentido, apostó por la inclusión "urgente" del proyecto en el 'Plan 8.000' y consideró que "lo primero que hay que hacer es recepcionar las zonas comunes para empezar a prestar servicios municipales", dado que "los empresarios pagan sus impuestos y no reciben ninguna prestación de servicios por parte del Ayuntamiento". Asimismo, el portavoz popular apuntó que el polígono "ni siquiera está señalizado" y criticó deficiencias en el asfaltado, el alumbrado, la limpieza y la seguridad, que apostó por solventar para evitar que sigan marchándose empresas a otros polígonos --ya se han trasladado seis a La Rinconada--. Por su parte, el portavoz de los empresarios del citado polígono, Luis Maireles, reclamó "los mismos derechos que otros polígonos" y apuntó que "las máquinas de Lipasam pasan todos los días por el parque empresarial Nuevo Torneo y por aquí no han pasado en diez años ni una sola vez". "El Ayuntamiento tiene que darnos los servicios que pagamos", exigió Maireles, quien insistió en que "un servicio público tiene que ser el mismo para todo el mundo".