Sota garantiza que el Gobierno no dejará "en la estacada" a los trabajadores de GFB e insiste en que tiene futuro

El PP reclama que Sodercan se haga cargo de los sueldos porque el Gobierno es "el máximo responsable" de su situación

SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS)

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, aseguró hoy que el Gobierno regional no va a dejar "en la estacada" a los trabajadores de GFB porque su intención es "ayudarles como sea" y conseguir que se ponga en marcha la empresa que, a su juicio, "tiene futuro".

Así lo dijo en el Pleno del Parlamento en respuesta a una interpelación del Partido Popular, que reclama a Sodercan que se haga cargo del pago de las nóminas de los 77 trabajadores de la planta, que llevan cuatro meses sin cobrar.

Sota recalcó que el Gobierno no puede pagar esos sueldos, porque la empresa ha presentado el concurso de acreedores, pero dejó claro que su voluntad es solucionar el problema, como han hecho ya con otras empresas y están dispuestos a hacer de nuevo.

De hecho, subrayó que el Ejecutivo es "el único" que está "forzando" para que Euroamérica -el socio mayoritario-- cumpla sus compromisos. El problema es que de momento están "atados de pies y manos" porque dependen de Euroamérica y si la empresa no se pone en marcha "no hay ninguna solución".

Según dijo, Sodercan ha puesto "todo lo que le corresponde" como socio e "incluso más" y, además, el Gobierno está dispuesto a asumir la gestión si el socio les cede los derechos políticos de las acciones.

Y es que, en opinión de Sota, la empresa "tiene futuro y se puede sacar adelante" si se pone alguien que la gestione bien, ya que la crisis económica pasará. Ahora bien, insistió en que si Euroamérica no les cede esos derechos, Sodercan no podrá hacer nada.

CULPA DEL GOBIERNO

Desde el PP, la diputada María Antonia Cortabitarte instó al consejero a no "repartir culpas" porque, en su opinión, las tienen los miembros del Gobierno de Cantabria, que deben hacerse "cargo" de la situación a la que han "arrastrado" a los 77 trabajadores.

"Ustedes tienen que asumir sus responsabilidades aquí porque están jugando con el pan de 77 familias", agregó la diputada, quien recalcó que la situación a la que ha llegado GFB es "culpa del Gobierno", por más que el consejero lo cuente como si se lo hubieran encontrado todo "patas arriba".

En sus palabras, GFB es un "monumento al cuento de la lechera", una historia "lamentable y grotesca" que se presentó como un "sueño" y se ha convertido en una "pesadilla" de la que el Gobierno no sabe cómo salir, "se esconde y mira para otro lado sin buscar una solución".

Para la diputada, se trata de un proyecto "plagado de irregularidades", una afirmación que negó el consejero, quien reclamó a Cortabitarte que deje de "sembrar dudas".

UTILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Por último, Sota consideró "lamentable" que se utilice en este asunto a los trabajadores, que esta tarde se concentraron ante las puertas del Parlamento, una movilización que, en cambio, la diputada del PP dijo desconocer hasta que se ha producido.

"Alentar a los trabajadores para que vengan a silbar" a las puertas del Parlamento es "muy fácil", pero lo que necesitan son soluciones. "Nos hemos reunido esta mañana con ellos y estamos trabajando para solucionar su problema", concluyó Sota.