El Gobierno de Somalia declara la guerra a los radicales y reanuda los combates en Mogadiscio

  • Mogadiscio, 22 may (EFE).- El Gobierno de Somalia, que encabeza el presidente Sharif Sheikh Ahmed, declaró hoy la guerra a los grupos radicales islámicos que tratan de derrocarlo y reanudo los combates en Mogadiscio para "restaurar la seguridad" en la capital del país.

Mogadiscio, 22 may (EFE).- El Gobierno de Somalia, que encabeza el presidente Sharif Sheikh Ahmed, declaró hoy la guerra a los grupos radicales islámicos que tratan de derrocarlo y reanudo los combates en Mogadiscio para "restaurar la seguridad" en la capital del país.

El ministro de Defensa del Gobierno de Sheikh Ahmed, Mohamed Abdi Gandi, compareció hoy en una rueda de prensa en Mogadiscio en la que afirmó que habían "iniciado la guerra para acabar con el largo periodo de inestabilidad que ha sufrido nuestra capital".

"Hemos dado a los opositores tiempo suficiente para aceptar la paz y no lo han hecho, así que hemos comenzado la guerra y no pararemos hasta expulsarlos de Mogadiscio", recalcó Gandi.

Al menos 30 personas han muerto y otras un centenar han resultado heridas en los enfrentamientos ocurridos hoy entre las fuerzas del Gobierno y las milicias radicales, según diversas fuentes.

Entre los fallecidos está el periodista Abdirasak Mohamed Warsame, conocido como "Gadao", que murió a consecuencia de un enfrentamiento que le sorprendió cuando se dirigía a su trabajo en Radio Shabelle, según confirmó a Efe el director de la emisora, Mukhtar Mohamed Hirabe.

Del resto de fallecidos, veinte son civiles, de los que siete murieron en un autobús sobre el que cayó un mortero, y además han muerto en esta jornada cinco rebeldes y dos soldados del Gobierno, según dijeron a Efe responsables de servicios asistenciales.

Más de un centenar de personas han sido trasladadas hoy con heridas diversas a los hospitales de Madina y Keysaney, confirmó a Efe el subdirector del primero de estos centros, Dahir Mohamud.

El ministro Gandi explicó que los combatientes del Gobierno han avanzado sus posiciones en Momogadiscio y acusó a los rebeldes de Al Shabab y otros grupos de disparar misiles contra zonas habitadas para luego responsabilizar de esos ataques a las fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM).

Sobre los soldados ugandeses y burundeses de la AMISOM, aseguró que "no está implicados en los combates" y agregó que "las fuerzas del Gobierno tiene capacidad para expulsar a los elementos que están contra la paz y a los terroristas de la ciudad".

Responsables de AMISOM, que respalda al Gobierno Transitorio de Sheikh Ahmed, apoyado por la comunidad internacional, han señalado con anterioridad que, en cualquier caso, no permitirán que las fuerzas de Al Shabab, grupo al que EEUU vincula con Al Qaeda, y sus aliados ocupen Mogadiscio.

"Estamos usando armamento moderno y soldados bien entrenados para reducir las víctimas civiles e instamos a la población a colaborar con el Gobierno para poder verse libres de guerrilleros que les secuestran a punta de fusil", agregó Gandi.

El ministro, aunque no precisó cuanto puede durar la ofensiva del Gobierno contra los rebeldes, aseguró que "en pocos días estará restaurada la seguridad en la capital".

Por su parte, Al Shabab y su grupo aliado Hezb al Islam acusaron a las fuerzas de AMISOM de bombardear zonas pobladas de la ciudad y reitero que luchará contra los militares extranjeros.

Musa Abdi Arrale, portavoz de las dos organizaciones radicales integristas islámicas dijo que "el autodenominado Gobierno usa a 'señores de la guerra' y a las fuerzas africanas" contra ellos y aseguró que "Dios les castigará.

Los combates de hoy, que se iniciaron a las cuatro de la mañana (01.00 GMT) y no han cesado, tienen lugar un día después de las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en Mogadicio que dejaron más de una decenas de muertos y que han aumentado el caos de la guerra.

Los enfrentamientos en Mogadiscio se iniciaron el pasado 8 de mayo, cuando Al Shabab, grupo al que EEUU vincula con Al Qaeda, y sus aliados iniciaron una ofensiva en la capital para tratar de derrocar al Gobierno de Sheikh Ahmed, apoyado por la comunidad internacional.

Desde el inicio de los combates, y con las fallecidas hoy, más de 170 personas han muerto en las dos últimas semanas por la violencia en la capital somalí y son cerca de 600 las que han resultado heridas, mientras alrededor de 45.000 han huido de sus hogares.