Arranca en Baluarte el VIII congreso de UPN con un homenaje a las víctimas del terrorismo

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El VIII congreso de UPN, que elegirá a Yolanda Barcina como presidenta del partido, arrancó esta mañana, pasadas las 10.45 horas, en el Baluarte de Pamplona con el himno de Navarra y un video homenaje a todas las víctimas de terrorismo. Miguel Sanz manifestó que afrontaba el congreso con las "lógicas emociones correspondientes y al mismo tiempo con la tranquilidad de que lo que va a venir es mejor".

En la apertura del congreso se constituyó la Mesa del Congreso, presidida por Luis Campoy, y la aprobación del acta de la XXVIII Asamblea General. A continuación se proyectó un video homenaje a todas las víctimas del terrorismo en el que se recordó las distintas manifestaciones celebradas en Navarra y los asesinatos a manos de ETA de Tomás Caballero o José Javier Múgica, entre otros, y que finalizó con el aplauso de los presentes.

A su llegada a Baluarte, Miguel Sanz, que hoy dejará de estar al frente del partido después de 12 años, se refirió, en declaraciones a los medios de comunicación, a su sustituta en el cargo, Yolanda Barcina, como una persona con "alma política" y avalada "por los hechos que le acompañan". Recalcó que es una mujer "con emociones e ilusión", cualidades "necesarias para el cargo, con un buen liderazgo, ya que es además una ganadora de elecciones en el Ayuntamiento de Pamplona".

Asimismo, Sanz recordó su trayectoria al frente de UPN, partido que ya vivió la escisión del CDN "que generó una situación de inestabilidad política evidente". En este sentido, Sanz recordó que entonces el partido "era un caballo encabritado, había que coger las riendas y sujetarlo" y ese, añadió, "es el único mérito que tengo, haber cogido las riendas en un momento difícil y haber sujetado ese desgarro que se produjo con la escisión del CDN".

Ahora, "es un caballo alazán porque es una organización tranquila, que ejerce su autonomía y que tiene una experiencia de gobierno detrás que se ha demostrado eficaz y que tan buenos resultados ha dado a la inmensa mayoría de los ciudadanos", manifestó para añadir que su "ilusión y objetivo" ha sido siempre "gobernar para todos y no sólo para los que me han votado".

Recalcó también que ahora el partido "está unido", aunque reconoció que "es verdad que cuando se tiene el poder es más fácil la unión". A su juicio, esto se demuestra porque "no hay confrontación para los cargos unipersonales del partido y sí que hay las legítimas aspiraciones de quienes pretenden estar en el Comité Ejecutivo y en el Consejo Político".

Sobre la relación entre Barcina y Alberto Catalán, que opta a la vicepresidencia del partido y Carlos García Adanero, candidato a la secretaria general, aseguró que le "consta que el entendimiento entre ellos es total y absoluto, más allá de que uno tenga diferentes amigos aunque muchos son comunes". "Puedo afirmar rotundamente", recalcó, "que los tres candidatos, además de coincidir en los objetivos y las ideas también tienen afinidades políticas absolutas e incluso coincidencias en las maneras de llevar el partido".

Ya en el congreso, Alberto Catalán, hasta hoy secretario general el partido, fue el encargado de leer el informe de Actividades y Cuentas 2008. En su intervención, destacó la "fortaleza del partido", que este año cumple su 30 aniversario, "con compromiso e ilusión que hoy se evidencian nuevamente con la participación que abre una nueva etapa".

Subrayó asimismo, que UPN es hoy "un partido que sigue sumando más ciudadanos a su proyecto; un partido cohesionados y dinámico y con una implantación territorial que ningún otro partido tiene en Navarra; un partido que sigue teniendo en la formación de sus cargos públicos locales uno de los pilares fundamentales, y un partido innovador y que sigue apostando como ninguno por las nuevas tecnologías y la Sociedad de la Información".