Durán (PSOE) afirma que Nieto (PP) sólo es el "ariete" en Córdoba de la política de "confrontación" de Arenas

CÓRDOBA, 11 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, criticó hoy que el presidente provincial del PP cordobés, José Antonio Nieto, está sirviendo como "ariete" en la provincia de la "política de confrontación" que practica el líder andaluz del PP, Javier Arenas, "con un mensaje catastrofista que, a todas luces, ha fracasado".

En una entrevista concedida a Europa Press, Durán explicó que, en contraposición, "los sindicatos han tenido la suficiente altura de miras para reconocer que, tanto el Gobierno de la Nación, como el Gobierno andaluz, están comprometidos con la realidad social de los trabajadores", destacando en este campo "su apuesta por la concertación, por la búsqueda de acuerdos con empresarios y sindicatos, que permitan hallar salidas a la situación de crisis".

Además, "los gobiernos socialistas en Madrid y en Sevilla han garantizado a los sindicatos que la recuperación económica no se hará a costa de los trabajadores", pero es que, además, "esa responsabilidad también se hace evidente en los empresarios, que, de un modo u otro, están comportándose de una forma ejemplar, pues están haciendo propuestas y siendo parte también de esa concertación, que el PSOE-A ha querido ampliar a PP e IU, hasta ahora sin éxito".

Ello se debe, en el caso del PP, a que "para la derecha todo vale en política como arma electoral, en el marco de un ejercicio permanente de captación de votos, aún cuando no haya próximos procesos electorales", como parte de "una política de confrontación, de desesperanza, de desilusión y de mensaje catastrofista, que ha fracasado, como resultó evidente en la última manifestación convocada por el PP en Córdoba".

A este respecto, el líder de los socialistas cordobeses opinó que "esto debería servir de punto de inflexión en la estrategia irresponsable de Arenas, que tiene como su ariete en Córdoba a José Antonio Nieto, el cual, tal y como le está demandando la sociedad, debería adoptar un cambio de posición, un cambio para su incorporación a la concertación, como han hecho empresarios y sindicatos, en pos del acuerdo y del consenso entre todos, para proponer medidas coherentes y del siglo XXI, para que nos lleven a la solución juntos, porque de la crisis saldremos juntos".

LAS RECETAS DE 1996

Además, recordó a los populares que "las recetas de 1996 no sirven en 2009, porque las circunstancias y el entorno macroeconómico son diferentes, pues ya no hay esa inversión extrajera en el sector inmobiliario español que promovió el PP", que, con la Ley de Liberalización del Suelo, "avivó la fantasía económica virtual en la que España ha vivido demasiados años, basando el crecimiento de su economía, de su PIB, en un solo sector, el de la construcción, que tuvo un crecimiento absolutamente desmedido".

Ello dio lugar a "un exceso de oferta y, además, muy lejana de los precios de mercado que demandan quienes tienen esa disponibilidad, provocando la quiebra de innumerables inmobiliarias y promotoras, dejando en manos de entidades financieras un parque de viviendas sin salida". Esa es la razón por la que "la construcción no puede volver a ser el motor de la economía" y hay que "apostar por la diversificación", y en concreto en Córdoba por sectores con futuro, "como el de las energías renovables y el turismo, además de por la joyería, la madera, el frío industrial y el sector agroalimentario".

Porque, según insistió Durán, "tampoco quedan ya empresas públicas estratégicas que privatizar. Eso ya lo hizo también el PP, con lo bien que le habría venido ahora al Gobierno contar con un banco público, pero no para privatizarlo, sino para usarlo como eficaz instrumento financiero en la lucha contra la crisis", lo que no evita que los gobiernos central y andaluz estén adoptando medidas para paliar la crisis, "pero sin que la reducción del gasto público, a la que siempre recurre el PP, se sustente sobre las espaldas de ningún trabajador".