El catalán, el vasco y el gallego podrá usarse en el Tribunal de Justicia de la UE

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS) El catalán, el vasco y el gallego podrán usarse en el Tribunal de Justicia de la Unión Europa (UE) en las próximas semanas, según avanzó hoy el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido. Así, los hablantes de catalán, vasco y gallego podrán dirigirse con cada una de estas lenguas a este tribunal y ser respondidos en su idioma, explicó López Garrido, al igual que pueden hacerlo en sus contactos con la Comisión Europea y la Eurocámara. El secretario de Estado expresó que, tras las elecciones europeas de junio, España "solicitará" al Parlamento europeo que los eurodiputados que lo deseen puedan intervenir en estas lenguas, aunque recordó que el órgano a quien compete esta decisión es la mesa de la Eurocámara, y ello es una "cuestión de su soberanía". De hecho, durante la actual legislatura, la mesa del Parlamento europeo votó en contra de la posibilidad de que los eurodiputados pudieran utilizar en sus intervenciones en el pleno el catalán, vasco y gallego, y la votación se saldó con un único voto de diferencia. De prosperar la iniciativa del Gobierno central, esta votación se repetiría con una nueva mesa del Parlamento renovado. La secretaria de la Generalitat para la UE, Anna Terrón, recordó que desde las últimas elecciones europeas de 2004, se ha avanzado mucho en el uso de las lenguas cooficiales en las instituciones europeas. "Se ha pasado de cero al régimen que tenemos ahora", dijo Terrón, quien apreció que la actual es la "mejor situación" que ha tenido el catalán en las instituciones europeas. POCOS AVANCES EN LA UPM López Garrido también admitió que la crisis de Gaza "ha paralizado" algunas de las reuniones de carácter técnico que estaban previstas para poner en marcha el programa de la Unión por el Mediterráneo (UpM) en su aspecto institucional y desarrollar el estatuto del secretariado, cuya sede permanente se emplazará en el palacio de Pedralbes de Barcelona. "No queremos que se quede paralizado" el proceso, dijo López Garrido, quien dijo que el Gobierno español trabaja para "desbloquear" la situación. Reiteró que su objetivo es que el secretariado esté "funcionando" este año y que en el primer trimestre de 2010, la presidencia de turno de la UE, que recaerá en España, "se encuentre con una UpM trabajando a pleno rendimiento".