India celebra a partir de hoy elecciones generales en las que el Congreso podría repetir victoria

India celebra a partir de hoy elecciones generales en las que el Congreso podría repetir victoria

India celebra a partir de hoy elecciones generales en las que el Congreso podría repetir victoria

NUEVA DELHI, 16 (Reuters/EP)

India celebra a partir de hoy sus elecciones generales en las que todo apunta a una nueva victoria del histórico partido Congreso al frente de la actual alianza de Gobierno, aunque para ello tendrá que imponerse al partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) y al 'Tercer Frente' creado por partidos regionales y comunistas para contrarrestar a las dos principales fuerzas políticas del país.

Más de 700 millones de personas están llamadas a las urnas en este país compuesto por numerosas castas y clases y donde las diferencias regionales persisten, por ejemplo en las llanuras del Ganges, donde algunos "intocables" --más conocidos ahora como dalit-- todavía siguen sin poder beber de la misma fuente que las castas superiores.

El resultado se conocerá el 16 de mayo, tras las cinco fases en las que están divividos los comicios. Aunque en India es difícil predecir el resultado electoral, los expertos apuntan a una coalición inestable encabezada por el Congreso. Hasta que no haya resultados oficiales no se podrá conocer cómo transcurrió la votación, puesto que se han prohibido los sondeos a pie de urna.

"La carrera está muy abierta", afirma Yashwant Deshmukh, director de la Agencia Encuestadora C-Voter, para quien "las posibilidades de una coalición débil son altas". Muchos sondeos apuntan al Congreso como el más probable vencedor, pero podría depender del apoyo parlamentario de una coalición inestable de partidos regionales.

Esto podría minar la confianza en India mientras el país se enfrenta con una crisis económica que se ha cobrado millones de puestos de trabajo y aumentado el déficit fiscal, además de las tensiones con el vecino Pakistán a raíz de los atentados de Bombay del pasado noviembre.

Los políticos han centrado su campaña más que en las clases medias del país en los millones de habitantes que han quedado al margen del 'boom' económico experimentado por India en los últimos años, país donde la malnutrición en algunas zonas es incluso peor que en el Africa Subsahariana.

Así las cosas, los vínculos lingüísticos y regionales también desempeñan un papel importante a la hora de determinar cómo votan los ciudadanos. En algunos estados del norte, cuestiones como los ataques de elefantes contra los agricultores y el peligro de los enjambres de mosquitos han sido clave durante la campaña electoral.

REVÉS PARA CONGRESO Y BJP

Según los analistas, los dos principales partidos nacionales, el Congreso y el BJP, podrían conseguir malos resultados, lo que llevaría a un Parlamento complicado en el que partidos regionales, basados en las castas y los comunistas podrían tener la balanza del poder o incluso formar gobierno.

"Por primera vez en 60 años, el resultado combinado de los dos principales partidos nacionales podría estar por debajo de la mitad de los votos", advirtió Deshmukh. La posibilidad de un Parlamento en el que no haya una mayoría absoluta de ningún partido podría conllevar que las elecciones se decidan realmente mediante acuerdos entre los partidos en las semanas posteriores, lo que a su vez podría tener como resultado un gobierno inestable y poco duradero.

PRIMER MINISTRO

Rahul Gandhi, el heredero de 38 años de la dinastía más poderosa del país, se ha mostrado como la principal figura del Congreso, recorriendo en helicóptero todo el país con un mensaje populista para llegar al ciudadano de a pie indio.

Sin embargo, el candidato del Congreso a primer ministro es el actual jefe de Gobierno Mamohan Singh, de 76 años, un respetado estadista que ha estrechado la relación con Estados Unidos al tiempo que ha logrado un crecimiento económico del país del 9% en los últimos cuatro años.

Frente a él tendrá al líder del BJP, L.K Advani, de 81 años, cuya campaña, según los analistas, ha perdido brillo por su controvertido apoyo a algunos miembros radicales hindúes, haciendo aumentar el temor de nuevas tensiones comunales con la minoría musulmana del país.

Un Parlamento sin una mayoría clara podría tener como consecuencia que el futuro primer ministro fuera por ejemplo la líder de un pequeño partido, Mayawati, conocida como la 'Reina de los Intocables', que basa su apoyo en los pobres del norte de India.

PRIMERA FASE DE LA VOTACIÓN

La primera fase de las elecciones se centrará en el este y el norte de India, región marcada por la profunda pobreza y la insurgencia maoísta. Algunas partes de Uttar Pradesh y Bihar, estados que eligen 120 de los 543 escaños del Parlamento, votarán hoy jueves, así como los estados de Jharkhand y Chhattisgarh, muy castigados por la insurgencia.

Unos 22.000 rebeldes luchan contra las fuerzas de seguridad indias en este cinturón de India. En el último año se registraron más de un millar de ataques maoístas en los que murieron más de 200 miembros de las fuerzas de seguridad y 300 civiles.

"Esta primera fase se celebra en algunas de las zonas más atrasadas de India", subraya Sudheendra Kulkarni, uno de los principales estrategas electorales del BJP. "Por supuesto, las cuestiones de casta son importantes pero las cuestiones de desarrollo e infraestructura serán también importantes", aseveró.