La Eurocámara rechaza condenar las palabras del Papa afirmando que los preservativos no son la solución al sida

El PP cree que se trata de un ataque fallido a la libertad religiosa

ESTRASBURGO (FRANCIA), 7 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento Europeo rechazó hoy un intento, promovido por el grupo liberal, de condenar las declaraciones realizadas por el Papa Benedicto XVI durante su reciente viaje a África en las que afirmaba que los preservativos no son la solución contra el sida.

La condena aparecía en una enmienda presentada por la eurodiputada liberal holandesa Sophia in 't Veld y su compañero de grupo, el italiano Marco Cappato, al informe anual sobre derechos humanos en el mundo 2008, cuyo ponente es el parlamentario del PSC, Raimon Obiols.

La enmienda "condena enérgicamente las recientes declaraciones del Papa Benedicto XVI en las que prohibía el uso de los preservativos y alertaba de que su uso podría incluso conllevar un aumento del riesgo de contagio" y "expresa su preocupación por que estas declaraciones pudieran perjudicar gravemente la lucha con el VIH sida".

Antes de que se votara, el grupo liberal ofreció suavizar el texto para lograr un mayor consenso. Para ello, presentó una enmienda oral que suprimía la palabra "condena" y hablaba de forma más genérica de "preocupación" por las declaraciones del Papa porque "crean la impresión de que el uso del preservativo podría incluso conllevar un aumento del riesgo de contagio".

El Partido Popular Europeo rechazó que se considerara la enmienda oral alternativa y finalmente el pleno votó el texto original. La condena a Benedicto XVI fue rechazada por 253 votos en contra, 199 votos a favor y 61 abstenciones. La mayoría de los populares europeos votaron en contra de la condena, mientras que los socialistas se dividieron entre el apoyo y la abstención.

Entre los españoles, todos los eurodiputados del PP presentes rechazaron la condena. En cambio, los socialistas se dividieron. Se opuso a la condena Antonio Masip, mientras que Josep Borrell, Carlos Carnero, Miguel Ángel Martínez, Javier Moreno, Francisca Pleguezuelos y Maruja Sornosa la apoyaron. Maria Badia, Vicent Garcés, Martí Grau, Manuel Medina, Rosa Miguélez, Raimon Obiols, Teresa Riera, Antolín Sánchez Presedo, y Luis Yáñez optaron por la abstención.

También apoyaron la condena al Papa el eurodiputado del grupo verde David Hammerstein y el de Iniciativa per Catalunya-Verds, Raül Romeva.

El portavoz del PP en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, aseguró en un comunicado que, a pesar de la derrota de la iniciativa, "es muy grave que un Parlamento intente condenar una declaración del Papa" porque es "un ataque contra la libertad religiosa".

Para Jaime Mayor Oreja, la iniciativa forma parte de una campaña "que tiene un enorme simbolismo" y "no se debe minimizar su gravedad" aunque no haya prosperado en el hemiciclo de Estrasburgo.

"Esto es el mal camino de Europa y tiene más gravedad de lo que parece, lamentablemente los socialistas españoles una vez más han estado a la cabeza de la iniciativa de la moción y de una campaña que no tiene sentido y que, sobre todo, es una mala perspectiva para el futuro de la Unión Europea", concluyó.

ALIANZA DE CIVILIZACIONES

Tras rechazar la enmienda sobre el Papa, la Eurocámara aprobó el informe sobre los derechos humanos en el mundo por 429 votos a favor, 36 en contra y 55 abstenciones.

El texto expresa el apoyo político del Parlamento a la Alianza de Civilizaciones, patrocinada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. También denuncia que la UE no haya investigado las prácticas de sus Estados miembros respecto a la política antiterrorista de la administración Bush en EEUU.

Finalmente, la Eurocámara pide que el grupo peruano MRTA sea incluido en la lista europea de organizaciones terroristas. Además, critica la situación de los derechos humanos en Cuba, China, Rusia y Bielorrusia.