Mayor Oreja califica las elecciones europeas de "test" sobre la crisis y de triunfo para el PP

MURCIA, 28 (EUROPA PRESS) El cabeza de lista por el PP a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, defendió la cita electoral del próximo 7 de junio como "el anticipo de la victoria en las próximas autonómicas y del triunfo de Mariano Rajoy en los próximos comicios nacionales", así como "el primer test nacional sobre cómo se está gestionando la crisis". Asimismo, hizo hoy, en el primer acto de precampaña, en Cartagena, un llamamiento al "voto contra la crisis para elegir a los lideres que puedan resolverla" e incidió en la necesidad de "fortalecer a una España, ahora enferma, como una suma y no como lo que resta tras satisfacer a los nacionalismos". Ante más de un millar de militantes, en una convención de interventores en la sede de la Universidad Politécnica de Cartagena (Murcia), el candidato a liderar al PP español en Europa defendió a su partido como capacitado para "fortalecer España" y, desde ahí, "construir una Unión Europea inteligente, fuerte y cohesionada en algunas cosas y flexible en otras". "El PSOE no está, a su juicio, en posición de conseguir eso en la actual coyuntura. Vivimos una crisis económica que pronto será social y de rostro todavía irreconocible", añadió. "DESALOJAR DEMOCRÁTICAMENTE AL PSOE DEL PODER" Para Mayor Oreja los comicios del día 7 de junio no son unas elecciones más, son las primeras en esta deriva que "ese día nos llevará a tener cuatro millones de parados", apuntó. Por eso llamó a los ciudadanos a tomar la iniciativa y "desalojar democráticamente a un gobierno que ha creado 1,5 millones de parados". De lo contrario, se mostró pesimista. "Lo peor que puede pasarnos es que España que quede instalada en la crisis, en la comodidad y no afronte el esfuerzo de rectificación y regeneración necesario", añadió. De tal forma, pidió a sus compañeros de partido "un esfuerzo para cambiar millones de actitudes acomodaticias". Mayor Oreja consideró que "hemos vivido todos por encima de nuestras posibilidades, nos hemos hipotecado por encima de nuestras posibilidades", y lo achacó a una crisis de valores que los partidos no deben asumir. En este sentido, en una referencia implícita a su oposición a la eutanasia y al aborto, consideró básica una regeneración moral que abarcaría también "el respeto a la vida, porque cuando se respeta la vida de una persona en su inicio y su final se respeta realmente a esa persona y su voto". En el mismo encuentro de interventores, el presidente del PP regional, Ramón Luis Valcárcel, consideró que era el momento de "abrir la puerta a la esperanza para hacernos fuertes en Europa, con un Grupo Popular que incremente la presencia de la Región y de España" en su seno. Por su parte, el secretario regional del partido, Miguel Ángel Cámara, consideró llegado el momento de derrotar en las urnas a un PSOE que "divide, destruye y sustenta al Gobierno más dañino y perverso que ha habido en contra de los intereses de la Región de Murcia". Mientras, la diputada nacional por Murcia, Pilar Barreiro, incidió en que "mientras el resto de la política de Zapatero hace aguas, lo que no hace el presidente es abrir vías de agua para la Región de Murcia".