Mayor Oreja dice que la crisis no la resolverán los gobiernos sino que debe haber un cambio de actitud personal

Niega haber realizado un elogio del franquismo y dice que hizo todo lo que estuvo en su mano para alejarse del régimen anterior

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El número uno del Partido Popular en las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, afirmó hoy que "la crisis no la resolverán los gobiernos", sino que tiene que haber "un cambio de actitud personal". "Tenemos que cambiar de forma de vida y saber que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", aseveró.

El eurodiputado 'popular', en declaraciones a Tele5 recogidas por Europa Press, dijo que la "austeridad pública" es un "elemento esencial" en la lucha contra la crisis, pero que, para un pacto de Estado con el Gobierno en relación a este tema hace falta "una idea ganadora" y que "el PP lo que busca siempre en este ámbito es que haya políticas que demuestren claramente una superioridad moral frente a otras".

Mayor Oreja subrayó que "jamás" pudo hacer "un elogio en su conjunto" del régimen franquista porque hizo "todo lo que estuvo en su mano, cuando tenía que hacerlo" para alejarse del régimen anterior y "abrazar el que hoy tenemos", pero insistió en que "desenterrar las fosas y la memoria histórica" convertirá a la historia en "un arma arrojadiza" entre los españoles porque "tenemos el cáncer del odio y la exageración entre nosotros", por eso, la ley de memoria histórica es "un disparate".

EL GOBIERNO SOCIALISTA INFARTA LA ECONOMÍA

El representante 'popular' en las elecciones europeas afirmó que "ha terminado una etapa" porque "las cifras de paro en España son de tal envergadura" que, en su opinión "cierran un ciclo" que consistía en "decir lo que la gente quiere escuchar, esconder, maquillar la realidad" pero las posiciones cómodas "no llevan a nada".

A pesar de tratarse de una crisis mundial, Alemania, "con mayor recesión en términos de porcentaje, ha creado empleo", cosa que no sucede en España porque "no se tomaron medidas en el momento de bonanza económica". Añadió que cuando los socialistas llegaron al poder "las cosas fueron bien y trataron de emular los mismos resultados que obtuvo el PP, pero llegó un momento en que infartaron la economía".

Mayor Oreja recalcó que las "elecciones son sobre todo un abrazo a la realidad", por eso, "hablar de España no es dejar de hablar de Europa" y, en los comicios del 7 de junio, no hablamos "solamente del PP español y del PSOE español", sino del PP europeo "es decir, la suma de Sarkozy, Merkel, Berlusconi y los grandes partidos que gobiernan muchos países europeos", y del Partido Socialista europeo, "en crisis" porque "hablan mucho de Obama pero es un laborismo inglés que está en descomposición, una izquierda francesa dividida, una socialdemocracia alemana en coalición con Merkel pero en malas circunstancias y, evidentemente, una izquierda italiana desaparecida".

En ese sentido, dijo que desde el PP europeo, "ante la magnitud de la crisis que hoy vivimos", saben que "hay que introducir dosis de humanismo creciente" y hacer una política que "habla de la persona y no de una ideología". Además, se declaró "muy feliz" porque el grupo popular europeo le da dado "una responsabilidad muy relevante: la estrategia política del grupo".

El eurodiputado popular afirmó que se mantiene en las elecciones europeas porque hay que "hacer un esfuerzo" para "cambiar lo que haya que cambiar en tu partido desde dentro". Así mismo, señaló que María San Gil "volverá a la vida política y será una referencia importante como lo ha sido", ya que lo que ha hecho es "abrir un paréntesis en su actividad pública" porque creyó que "era una persona que en ese momento no debía seguir", con lo que demostró "un valor y un coraje admirables".