Oreja dice que España no estará en el "puente de mando" de la UE si "lidera el desempleo" y se "diluye" como nación

Reconoce que "no tenemos la UE que necesitamos" y pide "una voz europea"única en los "grandes temas"

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

El cabeza de lista del PP a las elecciones al Parlamento europeo, Jaime Mayor Oreja, advirtió hoy de que "no se puede estar en el puente de mando de la UE si somos líderes de la destrucción del empleo", de la misma forma que tampoco "podremos recuperar un papel protagonista en Europa si seguimos diluyéndonos como nación".

Además, reconoció que "no tenemos la UE que necesitamos" y apostó por tener "una voz europea"única en "los cuatro, cinco o seis grandes temas" como son "la lucha contra la delincuencia organizada, el mercado de la energía, en lo que significa esencialmente el medio ambiente, y en la defensa".

Mayor Oreja realizó estas declaraciones en los desayunos informativos de Nueva Economía Forum-Tribuna Euskadi, en los fue presentado por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y estuvo acompañado por numerosos representantes del PP vasco, incluido el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, así como la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga. Además, en nombre de los patrocinadores, también acudieron el presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, y el presidente de BBK, Xabier de Irala.

En su discurso, Mayor Oreja defendió que "no se puede estar en el puente de mando de la UE si somos los líderes de la destrucción de empleo", a la vez que tampoco se puede ser "una nación que lidere la UE si mantenemos un Estado residual".

En este sentido, también advirtió de que "no podemos influir de forma decisiva en el futuro de la Unión si no tenemos una visión nacional", puesto que "no se puede perfeccionar y fortalecer la unidad de mercado y hacer una segunda agenda de Lisboa en el orden de la flexibilidad y del perfeccionamiento en seguridad" si "nosotros al mismo tiempo compartimentamos, dividimos y fragmentamos el mercado nacional".

De igual forma, destacó que no es posible "afrontar procesos europeos en el perfeccionamiento de las universidades" si "no somos capaces en España previamente de permitir la movilidad de los estudiantes españoles en toda la geografía nacional".

LENGUA ESPAÑOLA

"Y no se puede ni siquiera reivindicar el papel de nuestra lengua, el español, en las instituciones de la Unión como la tercera lengua del mundo si nosotros mismos la maltratamos en nuestras comunidades autónomas", insistió.

Sobre este asunto, agregó que "no podremos recuperar un papel protagonista en Europa si seguimos si seguimos diluyéndonos como nación", puesto que la "identidad" de las naciones "se basa siempre en la suma y no en la resta".

Por otro lado, reconoció que los europeos "no tenemos la UE que necesitamos", puesto que se trata de una institución "que en ocasiones es demasiado virtual y poco real". A su entender, en la Unión "hablamos de demasiados temas, legislamos en excesivas cuestiones y, sin embargo, no tenemos voz en los cuatro, cinco o seis grandes temas en los que la UE debería tener una voz europea".

En este sentido, estos temas son los relacionados con la inmigración, la lucha contra la delincuencia organizada, el mercado de la energía, el medio ambiente y la defensa.

"ARREÓN POLÍTICO"

"En esos temas, la UE necesita urgentemente tener una voz, por eso he dicho que necesitamos una arreón, un empujón político. La UE que tenemos no es la que necesitan los europeos", subrayó.

Sobre esta cuestión, explicó que "no se puede perder tiempo en el debate de los tratados", puesto que el de Lisboa, que está pendiente de la aprobación en el referéndum irlandés, "está bien y sólo hace falta impulso político".

En cuanto a la situación de crisis y como afecta ésta al planteamiento electoral, indició que, "a partir de hoy, y las elecciones europeas no serán una excepción, todas las elecciones lo serán ante la crisis, sobre la crisis, para afrontar la crisis" y "más que nunca en España, más que nadie en España porque padecemos con más virulencia que ningún otro país europeo la crisis económica".

Según dijo, cuando llega la crisis, la "debilidad de la nación como conjunto se pone más de manifiesto", ante lo que el PP apuesta por "una visión nacional de la crisis, de la realidad"

"Nuestra opción es la fortaleza de España como nación, porque así serán igualmente fuertes todos y cada uno de los territorios que la componen. Ése más España es lo que nos conducirá a más Europa, porque necesitamos a ambas para salir de esta crisis", añadió.

Asimismo, también aseguró que la salida de la crisis requiere "cuanto antes un proyecto nuevo nacional", una vez que "la Transición del año 77 está, de alguna manera, exhausta". "Tenemos que ilusionarnos otra vez con un proyecto nacional en España para estar en la UE", concluyó.