Sanz y Torres reivindican el papel de los concejales y parlamentarios en el progreso y la democratización de Navarra

Las primeras autoridades de la Comunidad se reúnen para conmemorar el 30º aniversario de las primeras elecciones municipales y forales

PAMPLONA, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, y la presidenta del Parlamento, Elena Torres, reivindicaron hoy el papel que han desempeñado los concejales y parlamentarios elegidos durante 30 años en las sucesivas elecciones forales y municipales para implantar la democracia y favorecer el progreso de Navarra.

Sanz y Torres participaron este mediodía en el Parlamento de Navarra en el acto oficial de conmemoración del 30º aniversario de las primeras elecciones forales y municipales de la democracia, celebradas el 3 de abril de 1979, un acto oficial que estuvo organizado conjuntamente por el Legislativo y por la Federación Navarra de Municipios y Concejos, y que reunió a cientos de ex alcaldes, ex concejales y ex parlamentarios, así como a los cargos que salieron elegidos en las últimas elecciones forales y municipales de mayo de 2007.

Además, se dieron cita en la sede del Parlamento de Navarra las primeras autoridades de la Comunidad foral. Además de Miguel Sanz y Elena Torres, estuvieron presentes la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Manuel Fernández; el presidente de la Cámara de Comptos, Luis Muñoz, y la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, entre otras autoridades.

Miguel Sanz quiso valorar en su intervención a todas las personas que desde 1979 "han encarnado a las instituciones, modelando su perfil de eficacia y servicio a la sociedad, y las han convertido en motor esencial del progreso y del bienestar de los ciudadanos".

Por su parte, Elena Torres afirmó que este acto representa un "merecido homenaje y reconocimiento colectivo hacia todas aquellas personas que han dedicado muchas horas de sus vidas a la acción pública, al gobierno de nuestros pueblos y ciudades, y a contribuir, así, al bien común y al progreso de las mujeres y hombres de nuestra tierra".

Las elecciones del 3 de abril de 1979 llamaron a las urnas a 365.000 navarros, de los que el 70 por ciento acudieron a votar. La victoria en el Parlamento foral fue para la UCD, que logró 20 escaños, seguida del PSN, con 15 representantes; UPN, con 13; HB, con 9; Agrupaciones Electorales de Merindad, con 7; Nacionalistas Vascos, con 3; y Partido Carlista, Unión Navarra de Izquierdas y Agrupación Electoral Independientes Forales Navarros, con uno cada uno.

La encargada de iniciar los discursos conmemorativos de este hito democrático fue la presidenta del Parlamento, Elena Torres, quien apenas unos segundos después de tomar la palabra fue interrumpida por un grupo de unos veinte ex parlamentarios y ex cargos municipales de la izquierda abertzale, que se levantaron de sus asientos con ikurriñas en la mano y comenzaron a cantar el 'Eusko gudariak'.

La presidenta del Parlamento pidió a estas personas que abandonaran la sala y, al no cumplir con ello, ordenó que fueran desalojados del Legislativo, como así ocurrió. Mientras estas personas interrumpían el acto, Elena Torres dijo: "En 30 años han sido pocas las cosas que han cambiado", lo que provocó que los asistentes se levantaran y dedicaran una prolongada ovación.

Una vez fueron desalojados, Elena Torres insistió que "en 30 años han sido pocas las cosas que han cambiado, entre ellas la actitud de los de siempre de no respetar la mayoría y de no saber vivir en una sociedad democrática".

RECUERDO A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

En los discursos de las autoridades estuvieron muy presentes las víctimas del terrorismo. Así, la presidenta del Parlamento quiso realizar "una mención especial a todos los que en el ejercicio de su vocación política se han encontrado brutalmente en frente con la irracionalidad de sus asesinos". "Olvidan los terroristas que nadie debe morir por sus ideas, que nadie debe ser asesinado y, menos aún, por ser un representantes democrático de las gentes de su pueblo; que el derecho a la vida y a la libertad no puede ser arrebatado al pueblo", dijo.

Miguel Sanz se sumó también al recuerdo a las víctimas del terrorismo y afirmó que, "lamentablemente, no pueden compartir hoy con nosotros esta celebración porque el proceso beneficioso que todos hemos vivido ha tenido el negro contrapunto de quienes ejercen su política con las armas y decidieron segar sus vidas violentamente".

Por su parte, el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Jesús María García Antón, quiso recordar a los concejales Tomás Caballero y José Javier Múgica, asesinados por ETA, para decir que "con ellos fue tiroteada la representación de los vecinos y, por extensión, la libertad y los derechos humanos". "Para ellos dos, y para todos aquellos que en una u otra forma han padecido el miserable ejercicio del terror, nuestro profundo e imborrable reconocimiento", dijo.

Miguel Sanz, Elena Torres y Jesús María García Antón realizaron también menciones sobre la labor que tienen por delante las instituciones y, en particular, las corporaciones municipales, para continuar con el progreso de la Comunidad.

Así, el jefe del Ejecutivo afirmó que "contamos con unas instituciones bien dotadas, que han demostrado su operatividad a lo largo del tiempo a través de las cuales debemos encarar el futuro con nuevos proyectos acordes a las circunstancias, con esfuerzo, con creatividad, con imaginación y con el mismo espíritu de compromiso y de servicio a la sociedad que caracterizó a los impulsores de este cambio, a los primeros representantes públicos elegidos por los ciudadanos y a cuantos les hemos sucedido en distintos periodos".

Por su parte, Elena Torres deseó que los ayuntamientos de Navarra "constituyan, en estos tiempos de crisis, un verdadero motor de la actividad productiva en beneficio de los vecinos, a través de la agilización de los expedientes acogidos al plan estatal de inversiones y los que puedan incorporarse al plan cuatrienal de inversiones 2009-2012". "A la creencia generalizada de que la Administración es lenta hemos de responder con eficacia a quienes demandan recursos con los que atender sus necesidades", añadió.

Finalmente, el presidente de la FNMC afirmó que la actual coyuntura "demanda un colosal esfuerzo contra la crisis económica que se traduce en dificultades para los ciudadanos y muy especialmente para aquellos que sufren el drama individual y familiar del desempleo". "Esta coyuntura nos exige grandeza suficiente para abandonar posiciones partidistas y para trabajar juntos en una misma dirección", afirmó.