Silva dice que Rajoy "no puede dañar ni beneficiar" en las europeas al PSOE, que recordará al ciudadano quien es el PP

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) La portavoz del Grupo Socialista en el Senado, Carmen Silva, afirmó hoy que el líder del PP, Mariano Rajoy, "no puede hacer daño ni tampoco beneficio" al PSOE en las próximas elecciones europeas, al tiempo que dijo que su partido realizará una campaña en la que "quede muy clara quien es el PP y quien es el PSOE". En este sentido, aseveró que los socialistas "recordarán a los ciudadanos que estos señores -miembros del PP- son aquellos neoliberales que creían que no había que regular el mercado". "Ni beneficio ni perjuicio", replicó al ser preguntada, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, si los resultados alcanzados por el PP en los comicios gallegos pueden reforzar a Mariano Rajoy de cara a las elecciones europeas, que se celebrarán el próximo 7 de junio. Dicho esto, afirmó que le produce "gracia" la interpretación basada en que "si hubiese perdido el PP en Galicia, hubiese perdido el candidato Núñez Feijóo pero como ganó las elecciones, resulta que gana Rajoy". En esta línea, recordó que el líder de los 'populares' presentó su candidatura en dos ocasiones a las elecciones generales y "perdió las dos", por lo que destacó que "uno no puede sumarse las victorias y restar las derrotas". "Zapatero ganó las elecciones generales y no perdió las gallegas, las perdimos los gallegos y tanto es así que Touriño planteó su dimisión admitiendo su responsabilidad", remachó. Preguntada sobre la información que apunta a la posibilidad de que la secretaria de Organización, Leire Pajín, ocupe un escaño de senadora a partir de las elecciones europeas, Silva replicó que estaría "encantada" de confirmarse porque el Senado tiene que ser "un lugar que fije la atención política". "Si las figuras relevantes están en la Cámara Alta los medios fijarán mucho más la atención allí", apostilló. "EXCESIVO PRESIDENCIALISMO" DE TOURIÑO Para la portavoz socialista la derrota del PSdeG se debió a que sus integrantes no fueron capaces de trasmitirle al pueblo gallego que era "el Gobierno del cambio". Entre otros factores, a su juicio, hubo un "excesivo presidencialismo, un excesivo trabajo político en los despachos dirigido por el presidente de la Xunta y poca calle, poca explicación a los ciudadanos". En este sentido, hizo extensivo a todos los dirigentes políticos la necesidad de "estar en la calle" y tener un contacto "muy directo" con los ciudadanos. "Eso se ha hecho muy poco en estos cuatro años", añadió, para expresar su opinión de que los comicios de Galicia deberían haberse celebrado en el mes de octubre. Además, defendió que los socialistas gallegos realizarán "un seguimiento muy fuerte" al PP para que no se de "ni un paso atrás" en las políticas alcanzadas por el anterior Gobierno de Emilio Pérez Touriño. "Tenemos que ser una oposición fuerte y contundente y dar un apoyo muy directo a nuestros alcaldes", remachó. En materia económica, apostó por la necesidad de llegar a un pacto entre todo el arco parlamentario y el conjunto de sindicatos, empresarios y asociaciones civiles, y lamentó que el PP "nunca arrime el hombro" ni proponga alternativas. "No se trata de hacer un frente sino de que el PP se ponga al lado del Gobierno con ideas", indicó, antes de criticar que el principal grupo de la oposición se instala, a su juicio, en "el revanchismo, el catastrofismo y en intentar debilitar al Gobierno". Por último, destacó "la deuda pendiente" que tiene, en su opinión, el Senado en convertirse en la cámara territorial y añadió que este "reto" lo ha planteado al Grupo Popular desde su cargo como portavoz en la Cámara Alta pero "no ha mostrado ningún interés".