Bouteflika está cerca de la victoria a pesar de los episodios de violencia que buscan amenazar su reelección

Bouteflika está cerca de la victoria a pesar de los episodios de violencia que buscan amenazar su reelección

Bouteflika está cerca de la victoria a pesar de los episodios de violencia que buscan amenazar su reelección

ARGEL, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, está cada vez más cerca de conseguir la victoria en los comicios presidenciales celebrados ayer en el país magrebí, a pesar de que los episodios de tensión y violencia vividos en varios colegios electorales podrían minar la legitimidad del mandatario en su compromiso para erradicar la insurgencia islamista.

El ministro del Interior, Noureddine Yazid Zerhouni, informó hoy de que hasta el momento el 74,11 por ciento de los electores había ejercido su derecho al voto y añadió que se anunciaría el nombre del ganador sobre las 10:00 horas (11:00 hora peninsular) de hoy.

"La alta participación es un mensaje claro a aquellos que vaticinaban una baja intervención para restar credibilidad a los comicios", dijo el profesor de ciencia Ismail Maaref Ghalia en respuesta a algunos opositores y medios argelinos que apuntaban que la abstención podría convertirse en el mayor enemigo del presidente, de 72 años, quien necesita ganar por un amplio margen.

Otro punto que puede empañar la victoria de Bouteflika ha sido los últimos episodios de insurgencia islamista que se han producido en el país. En concreto, ayer tuvieron lugar dos explosiones en un colegio electoral de la localidad argelina de Meghanine, en la provincia septentrional de Kabylie, donde dos policías resultaron heridos.

Horas antes, las fuerzas de seguridad desactivaban una bomba en otro colegio de Nassiria, en la provincia de Boumerdès, en el norte de Argelia y el miércoles cuatro militares resultaron heridos como consecuencia de la explosión de una bomba de fabricación casera al paso de su convoy por una carretera de Toudja.

A pesar de ello, el presidente argelino ha reforzado su llamada a la reconciliación nacional a lo largo de la campaña electoral, instando a "los criminales, a los que han mancillado la imagen de Argelia", a "reconocer sus acciones y pedir el perdón del pueblo".

Así las cosas, los parlamentarios algerianos aprobaron en noviembre del año pasado una enmienda constitucional que abolió el límite de periodos consecutivos para los que se puede ser reelegido presidente, un movimiento que, según los críticos, le podría permitir a Bouteflika seguir siendo jefe de Estado de por vida.