Chile responde a crítica de candidato opositor por accidente hija de ministro

  • Santiago de Chile, 20 mar (EFE).- El Gobierno chileno replicó hoy con dureza a una crítica de Sebastián Piñera, el candidato presidencial de la derecha, que aludió a un accidente sufrido en febrero por una hija del ministro de Hacienda, Andrés Velasco, para sostener que éste goza de privilegios por su cargo.

Chile responde a crítica de candidato opositor por accidente hija de ministro

Chile responde a crítica de candidato opositor por accidente hija de ministro

Santiago de Chile, 20 mar (EFE).- El Gobierno chileno replicó hoy con dureza a una crítica de Sebastián Piñera, el candidato presidencial de la derecha, que aludió a un accidente sufrido en febrero por una hija del ministro de Hacienda, Andrés Velasco, para sostener que éste goza de privilegios por su cargo.

"Realmente Sebastián Piñera no entiende que no se puede hacer uso político y tratar de sacar ventajas políticas de cualquier cosa. No tiene límites", dijo la portavoz de La Moneda, Carolina Tohá.

La ministra aludió así a unas declaraciones de Piñera este domingo en las que sostuvo que si Ema Velasco no fuera hija del ministro de Hacienda, "habría muerto".

La hija menor del titular de Hacienda, de dos años, cayó accidentalmente a una piscina y estuvo varios minutos sumergida hasta que fue rescatada.

Tras el accidente, que se produjo a 150 kilómetros de Santiago, la niña fue llevada urgentemente a un hospital cercano, donde fue reanimada y a continuación trasladada en un helicóptero de la policía a una clínica de la capital, donde permaneció más de dos semanas en tratamiento intensivo.

"Emita, si no hubiera sido hija del ministro (Andrés) Velasco, se habría muerto, porque él tuvo la fortuna, y se lo agradezco a Dios, de haber tenido un tratamiento muy oportuno, pero ese no es el caso de otros chilenos", dijo Piñera, un millonario inversionista que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de diciembre.

El propio ministro de Hacienda salió hoy al paso de la acusación y le espetó a Piñera: "Eso no se hace. Hay ciertos límites que no se traspasan, no se juega con la tragedia de una niñita y de su familia".

"Nadie en Chile entienda que él (Piñera) pretenda sacar ventaja política de una situación así, me parece cruel, me parece bajo", declaró a la prensa con gesto grave Andrés Velasco.

El candidato de la Alianza por Chile respondió este lunes que sólo quiso manifestar su deseo "de que todos los niños de Chile, cuando tengan una enfermedad o un accidente, puedan recibir una atención lo más rápidamente posible como necesitan y merecen".

Además, Piñera tuvo hoy un gesto hacia el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, después que parlamentarios de la derecha insinuaran que le fue trasplantado un riñón antes que otros pacientes, más graves, que llevan largo tiempo esperándolo.

El jefe del gabinete ministerial, de 70 años, que fue operado súbitamente hace unas semanas, llevaba dos años en lista de espera, pero hasta ahora no había requerido de diálisis para mantenerse con vida.

Tanto la Comisión Chilena del Trasplante como el Hospital donde fue operado explicaron que Pérez Yoma respetó su lugar en la lista, pero que tiene un raro tipo de sangre y que, por causalidad, fue donado un riñón con esas mismas características, que sólo servía a una persona con ese tipo sanguíneo.

"No tengo antecedentes de anomalía o irregularidades en las listas de trasplantes", comentó Piñera, contradiciendo lo señalado antes por los senadores Víctor Pérez y Pablo Longueira, de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), que insinuaron que el ministro se aprovechó de su cargo.

Pérez Yoma dijo que estudia querellarse contra Pérez, cuya actitud dijo que es "canallesca" y que "ensucia" el trabajo de "prestigiosos profesionales e instituciones".

"Esto es totalmente inaceptable. Los médicos y profesionales del Instituto de Salud Pública y del Hospital de la (Universidad) Católica actúan de acuerdo a estrictos protocolos y no sometidos a presiones de ningún tipo", aseveró el ministro.

"Si permitimos que el nivel de la política descienda al ataque personal, a la acusación infundada y canallesca, estamos muy mal", añadió.