El CNA lidera el recuento tras las elecciones en Sudáfrica

Etiquetas

JOHANESBURGO (Reuters) - El partido gobernante de Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano (CNA), parecía dirigirse a la victoria el jueves tras unas elecciones que darían al líder de la formación, Jacob Zuma, el control de la principal economía del continente mientras se enfrenta a la recesión.

Los primeros resultados escrutados mostraban que el CNA había conseguido el 60 por ciento del apoyo, desafiando algunas predicciones que apuntaban a que el nuevo partido COPE, formado a finales del año pasado por disidentes del CNA, era un desafío potencial para su Gobierno.

El COPE consiguió sólo un 7,6% de los votos en lo que iba de recuento. El principal desafío procedía de de la Alianza Democrática, liderado por una mujer, con un 21,4 por ciento.

Se estima que la participación alcanzó un 76 por ciento, en las cuartas elecciones desde que el CNA, liderado por Nelson Mandela, puso fin al Gobierno de minoría blanca. En los comicios de 2004 el CNA alcanzó el 70 por ciento de los votos.

A pesar de su predominio desde entonces, muchos sudafricanos están frustrados por la corrupción, la pobreza y el crimen, factores que podrían provocar que la mayoría del partido caiga por debajo de los dos tercios, que le permiten cambiar la Constitución y afianzar más su poder.

Los votantes habían comenzado a hacer fila antes del amanecer afuera de los centros electorales. La votación terminaba a las 21:00 hora local (1900 GMT), pero se extendió en varios centros porque las papeletas se agotaron.

"Voté por el CNA por lealtad, porque mi padre era activo en la lucha, pero no estoy satisfecha con lo que han hecho. La gente esperaba empleos, tener comodidad, pero todavía están viviendo en chozas", dijo Margaret Nkone, de 57 años.

Una mayoría no muy amplia del CNA animaría a los inversores que esperan que el partido pierda algo de poder. A pesar de las garantías de Zuma, temen que pueda ceder ante los aliados de izquierdas que dicen que las políticas crediticias con Sudáfrica han dañado a los pobres.