El heredero de la saga Gandhi se perfila como primer ministro

TALWANDI SABO, India (Reuters) - El discurso de Rahul Gandhi puede que fuera acartonado y los aplausos escasos, pero eso no le importó a decenas de dirigentes del partido que siguieron cada uno de sus movimientos en un acto de campaña en el norte de India.

El hombre que hablaba es el heredero de la poderosa dinastía Gandhi, que se perfila como aspirante a nuevo primer ministro, y la imagen que podría dar al gobernante Partido del Congreso una victoria en las elecciones.

La tibia respuesta de la multitud pone de relieve la incertidumbre que rodea a Gandhi, de 38 años, en su mayor prueba política: unas elecciones en las que una coalición liderada por el Partido del Congreso se enfrenta a la alianza hindú-nacionalista del Partido Bharatiya Janata (BJP).

El candidato oficial al Congreso es el primer ministro Manmohan Singh, pero a sus 76 años y tras ser sometido este año a una operación de corazón, muchos en el partido ven al joven Gandhi como su sustituto.

A pesar de hacer campaña sólo como líder juvenil del partido, las elecciones pondrán a prueba su atracción a nivel nacional y si su fama y herencia familiar pueden traducirse en votos para los hindúes comunes que acudieron a su mitin en Punjab.

Para sus seguidores, es un político honrado y experto en tecnología que atrae a las dos terceras partes de los hindúes que tienen menos de 35 años. Procede de una prestigiosa saga política ya que su padre, su abuela y su bisabuelo fueron primeros ministros.

Para los críticos, su importancia subraya la dependencia del Partido del Congreso en la marca Gandhi, y destaca su falta de experiencia y su dificultad para comunicarse con los hindúes comunes.

La oposición afirma que sería incapaz de liderar un país de 1.100 millones de habitantes, que se enfrenta a los grandes desafíos de la recesión económica, un déficit fiscal que va en ascenso y a la tensión con su vecino Pakistán tras los atentados en Mumbai el año pasado.

SE CENTRA EN LA JUVENTUD

Gandhi ha subestimado cualquier papel como primer ministro, y se ha centrado en introducir más bases democráticas en el Partido del Congreso, especialmente en el ala juvenil de la formación.

"India es un país joven. Lo que la juventud india quiere es fortalecerse", dijo a los periodistas después del mitin.

"No vamos a ver esto en tres meses, pero denle siete años", agregó, refiriéndose al crecimiento de una nueva generación de políticos jóvenes en el partido.

La formación está destacando su juventud, frente a los 81 años del líder del BJP L.K Advani.

Ha recorrido India en los últimos años, y a menudo ha pasado la noche en casas de agricultores, bajo el resplandor de las luces de las cámaras, en lo que ha sido su aprendizaje político.

Pero incluso algunos de sus partidarios dicen que aún no le ha llegado el momento.

"No creo que aún esté preparado. Necesita más experiencia administrativa", dijo Raninder Singh, candidato del Partido del Congreso que acompañó a Gandhi en el mitin. "Pero llegará el momento en el que esté listo".

Si su partido gana las elecciones, Gandhi podría asumir primero un puesto como ministro, quizás en Educación, que ha sido uno de sus principales intereses políticos.

Algunos analistas predicen que tanto el Partido del Congreso como el BJP podrían tener malos resultados en las elecciones, lo que llevaría a una coalición débil de partidos regionales que podría durar sólo dos años.