El incidente en la proclamación de Frei causa una brecha en la coalición gubernamental

  • Santiago de Chile, 7 abr (EFE).- El incidente que protagonizaron dos miembros de la coalición gubernamental chilena durante la proclamación de Eduardo Frei como candidato presidencial causó una brecha interna que derivó en la ruptura de relaciones entre los radicales y el líder socialista.

El incidente en la proclamación de Frei causa una brecha en la coalición gubernamental

El incidente en la proclamación de Frei causa una brecha en la coalición gubernamental

Santiago de Chile, 7 abr (EFE).- El incidente que protagonizaron dos miembros de la coalición gubernamental chilena durante la proclamación de Eduardo Frei como candidato presidencial causó una brecha interna que derivó en la ruptura de relaciones entre los radicales y el líder socialista.

Frei, ex presidente (1994-2000) y senador de la Democracia Cristiana (DC), fue proclamado este domingo candidato a las presidenciales de diciembre al vencer en unas primarias regionales al presidente del Partido Radical Social Demócrata (PRSD), José Antonio Gómez.

Mientras un portavoz daba a conocer los resultados, el presidente del Partido Socialista (PS), Camilo Escalona, reprochó de forma airada a Gómez que no hubiera reconocido antes su derrota, un gesto que para el precandidato fue "muy desagradable".

Según versiones difundidas por medios locales, Escalona insultó a Gómez y ello provocó que uno de los dirigentes radicales mantuviera un forcejeo con el líder socialista, que ha negado que profiriera ofensas personales a su compañero de coalición.

Ante la negativa de éste a disculparse, el PRSD decidió congelar su relación con el presidente del PS y ausentarse de las reuniones que todos los lunes celebran los líderes de los cuatro partidos de la Concertación (PRSD, PS, DC y Partido por la Democracia).

La mesa del PRSD anunció en la tarde de ayer que esta medida se mantendrá mientras Escalona "no presente excusas públicas a José Antonio Gómez después de las ofensas gratuitas que le infirió" y que el líder radical tildó de "muy desagradables".

El Gobierno, a través de la portavoz Carolina Tohá, minimizó ayer este incidente, una postura a la que también se sumó hoy Belisario Velasco, ex ministro del Interior y mano derecha de Eduardo Frei, quien lo consideró una "tensión momentánea".

"Pienso que esto es solucionable a corto plazo y con un poco de buena voluntad", señaló Velasco, quien también manifestó su confianza en que el enfrentamiento "no debiera afectar en absoluto la candidatura del senador demócrata cristiano".

En tanto, el secretario general de la ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI), Víctor Pérez, señaló hoy que este episodio "es el reflejo palpable de las divisiones profundas del conglomerado oficialista, y en esas condiciones no pueden seguir gobernando".

"El comando del candidato oficialista está formado por los mismos de siempre, por aquellos que no han sido capaces en 20 años de poner a Chile en el camino del desarrollo y que lo único que los une es la ambición de poder para satisfacer intereses particulares", afirmó.