El oficialismo y la oposición avanzan pero no logran un acuerdo sobre la ley electoral boliviana

  • La Paz, 13 abr (EFE).- El partido del presidente de Bolivia, Evo Morales, y la oposición han logrado grandes avances para consensuar la ley sobre las elecciones previstas para este año, aunque aún no han llegado a un acuerdo definitivo, tras 24 horas de trabajo ininterrumpido en la última ronda de negociación.

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

La Paz, 13 abr (EFE).- El partido del presidente de Bolivia, Evo Morales, y la oposición han logrado grandes avances para consensuar la ley sobre las elecciones previstas para este año, aunque aún no han llegado a un acuerdo definitivo, tras 24 horas de trabajo ininterrumpido en la última ronda de negociación.

El presidente del Congreso, Álvaro García Linera, confirmó que se ha consensuado la mayor parte de la ley electoral, pero dentro de la comisión de concertación se han planteado diferencias sobre asuntos de detalle.

El acuerdo se está retrasando, según García Linera, por cuestiones relacionadas con los documentos que serán válidos para el nuevo padrón y porque los opositores han reabierto el debate sobre los estatutos autonómicos, cuando es un tema que no tiene que ver con esta negociación.

Por este motivo, expresó su "temor" de que el diálogo se estanque, porque, en lugar de cerrar el acuerdo, la oposición saca nuevos temas y propicia "debates bizantinos" que retrasan la sesión parlamentaria.

La ley electoral es necesaria en Bolivia para celebrar los comicios previstos en la nueva Constitución para el próximo 6 de diciembre, en los que Morales optará a su reelección.

El gobernante se encuentra en huelga de hambre desde hace cinco días, una medida respaldada por 2.000 personas en todo el país para exigir a la oposición que desbloquee la norma electoral.

El ministro de Autonomías, Carlos Romero, y el senador opositor Luis Vázquez, dos protagonistas de la negociación, confirmaron también los acuerdos básicos para sacar adelante la ley.

Según Vázquez, miembro de la fuerza opositora Poder Democrático y Social (Podemos), el principal consenso es que en las próximas elecciones se aplicará un padrón biométrico, con huellas dactilares y fotografías digitales, para descartar cualquier posibilidad de fraude.

El padrón tendrá un coste de 35 millones de dólares que, según adelantó el presidente Evo Morales, serán pagados con fondos que inicialmente estaban destinados a la compra de un avión presidencial para sus viajes y, además, con ayuda externa, posiblemente de Canadá.

Morales quería reemplazar la aeronave que usa actualmente, fabricada en los años 60, porque, según admitió, siente "vergüenza" cada vez que tiene que pedir prestados aviones a los Gobiernos amigos para sus viajes al exterior.

En todo caso, la oferta del presidente de renovar el padrón permitió destrabar las negociaciones que estaban paralizadas desde el pasado jueves cuando la oposición abandonó el Congreso en protesta por la decisión de García Linera de llamar a votar la ley en primera instancia en ausencia de muchos parlamentarios.

En las negociaciones, que se retomaron la tarde del domingo tras numerosos recesos de las sesiones del Congreso, también se acordó asignar a los grupos indígenas minoritarios del país un total de 8 escaños como cupo exclusivo.

El partido de Morales, el gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS), llegó a aceptar esa reducción en aras de un acuerdo, pese a que su propuesta inicial era de catorce escaños "indígenas".

Además, se acordó aplazar de julio al 6 de diciembre la celebración de referendos en La Paz, Chuquisaca, Oruro, Potosí y Cochabamba para que se pronuncien sobre si aceptan un régimen autonómico como lo hicieron Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija en una consulta nacional en 2006.

Vázquez señaló que el acuerdo que se construye refleja "la victoria de la democracia y de un sistema electoral más limpio, más puro" para los comicios de diciembre.

El diálogo se desarrolló hoy en medio de rumores de supuestas nuevas exigencias de la oposición como la renuncia del presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, por considerarle afín al Gobierno.

Sin embargo, el ministro Romero aclaró que la oposición "nunca planteó oficialmente" que Exeni renuncie.