El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

  • La Paz, 13 abr (EFE).- El oficialismo y la oposición en Bolivia se encuentran cerca de alcanzar un acuerdo sobre la ley electoral, que podría quedar aprobada hoy mismo, según manifestaron legisladores de ambos lados.

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

La Paz, 13 abr (EFE).- El oficialismo y la oposición en Bolivia se encuentran cerca de alcanzar un acuerdo sobre la ley electoral, que podría quedar aprobada hoy mismo, según manifestaron legisladores de ambos lados.

El Congreso Nacional tiene previsto iniciar durante la mañana de hoy el debate en detalle de la ley (artículo por artículo) cuando la comisión negociadora, integrada por legisladores oficialistas, opositores y miembros del Gobierno del presidente boliviano, Evo Morales, presente un texto consensuado.

Esta comisión ha trabajado ininterrumpidamente desde el domingo durante casi 20 horas en la modificación de un texto, necesario para la celebración de elecciones presidenciales el 6 de diciembre, en las que Morales optará a la reelección.

De quedar aprobada hoy la ley, el presidente de Bolivia abandonaría la huelga de hambre que mantiene desde hace cinco días para exigir al Congreso Nacional la aprobación del nuevo régimen electoral.

El camino hacia el acuerdo se ha allanado con el anuncio de la Corte Nacional Electoral de que está en condiciones de elaborar un nuevo padrón de votantes moderno e informatizado para evitar el fraude, lo que constituía la principal exigencia de la oposición.

Fue el propio Morales, en medio de su huelga de hambre, quien ofreció la elaboración de un censo electoral biométrico para resolver el conflicto con la oposición.

El presidente del Senado, el opositor Óscar Ortiz, valoró hoy positivamente el anuncio de un nuevo padrón "para minimizar el riesgo de fraude", según dijo al canal ATB.

"La demanda de un nuevo padrón es una demanda ciudadana justa, que está fundamentada en la necesidad de superar toda la desconfianza que había en el actual padrón, caminar hacia elecciones limpias y devolverle al ciudadano la tranquilidad de que su voto va a ser respetado", declaró Ortiz.

Para elaborar el nuevo censo, que costará 35 millones de dólares, la Corte Electoral necesita que se retrasen los referendos sobre la implantación de un régimen autonómico previstos en cinco regiones del país para el mes de julio.

Se trata de Chuquisaca, La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba, las regiones que en el referendo nacional de 2006 votaron no a las autonomías, pero a las que se debe volver a consultar porque la nueva Constitución contempla un régimen descentralizado.

En cuanto a la posibilidad de que la ley electoral se apruebe hoy mismo, el presidente del Senado se mostró partidario de tomar "el tiempo necesario" para que el texto de la ley sea totalmente consensuado.

Por su parte, el senador de la alianza conservadora Podemos, Luis Vázquez, destacó que hay un alto grado de avance en temas centrales y pronosticó que el esfuerzo de concertación que llevan a cabo las fuerzas parlamentarias "puede traer un proceso de unidad y de paz" en el país.

"Estamos arribando a un final que es feliz donde va a ganar el pueblo boliviano y la democracia con un sistema electoral justo", destacó Vázquez.

Félix Rojas, diputado del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), coincidió en que los acuerdos de la comisión de concertación avanzan hacia una única dirección.

Además del padrón, oficialistas y opositores están cerca del consenso en otros temas que fueron objeto de enfrentamiento como la reserva de escaños para el sector indígena o el voto de los bolivianos en el exterior

Según el senador Vázquez, el acuerdo sobre el voto de los emigrantes consiste en que no supere el seis por ciento del padrón nacional y que permita el sufragio en trece países.