El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

  • La Paz, 13 abr (EFE).- El partido del presidente Evo Morales y sus opositores llegaron hoy a un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia para celebrar comicios generales en diciembre, lo que permitió al Congreso abrir la sesión para aprobar la norma definitivamente.

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

El oficialismo y la oposición cerca de un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

El oficialismo y la oposición consensúan la ley electoral y el Congreso inicia su debate

La Paz, 13 abr (EFE).- El partido del presidente Evo Morales y sus opositores llegaron hoy a un acuerdo sobre la ley electoral de Bolivia para celebrar comicios generales en diciembre, lo que permitió al Congreso abrir la sesión para aprobar la norma definitivamente.

La comisión de concertación integrada por legisladores del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y de las fuerzas opositoras, así como por miembros del Gobierno, logró consensuar el proyecto de ley de régimen electoral, tras más de 24 horas de trabajo ininterrumpido en la última ronda de negociaciones.

El ministro de Autonomías, Carlos Romero, uno de los "negociadores" dio por concluido el trabajo de la comisión donde, dijo, no quedó ningún tema pendiente y donde todos los asuntos polémicos fueron resueltos.

Confirmó que existe una postura común sobre los asuntos más polémicos de la ley electoral, el más importante, la elaboración de un nuevo padrón de carácter "biométrico".

Ésta era una de las principales exigencias de la oposición, que rechaza el actual censo de votante por contener supuestas deficiencias que podrían permitir el fraude electoral a favor de Morales.

Ante la situación de bloqueo de la ley, el presidente ofreció un nuevo padrón, que la Corte Nacional Electoral se comprometió a elaborar para antes de diciembre y que costará unos 35 millones de dólares.

Se pretende que el nuevo padrón incluya registros informatizados de las fotografías, huellas digitales y firma de los votantes.

Para elaborarlo sin problemas, la Corte Electoral pidió que se retrasen los referendos previstos para julio en cinco regiones que están pendientes de ratificar la implantación del modelo autonómico en el país, lo que fue asumido por las fuerzas políticas.

Oficialistas y opositores también lograron acuerdos en el sistema de reempadronamiento (una de las diferencias surgidas a última hora), la cuota de escaños que se reservará a las minorías indígenas y la regulación del voto de los bolivianos en el exterior.

Desde la oposición, el senador Luis Vázquez expresó su satisfacción por el acuerdo, "porque se ha podido demostrar que el diálogo tiene más fuerza que los palos, las amenazas y los cercos".

Añadió que el camino para la aprobación de la ley está abierto, pero tampoco descartó que puedan surgir "otros conflictos".

Una hora después de anunciarse el acuerdo, el pleno del Congreso pudo iniciar con quórum suficiente la sesión para debatir la ley en detalle (artículo por artículo).

La nueva Constitución de Bolivia, aprobada en referendo el pasado 25 de enero, encomienda al Congreso a elaborar una ley de régimen electoral transitorio para celebrar los comicios generales.

El debate electoral estuvo bloqueado en el Parlamento durante toda la Semana Santa por las divergencias políticas, lo que llevó al presidente Evo Morales a iniciar una huelga de hambre que han secundado unas 2.000 personas en todo el país.

A pesar del acuerdo, esta tarde los líderes sindicales y campesinos que acompañan a Morales en su ayuno no solo anunciaron que mantendrán la medida hasta que se apruebe la ley, sino que llamaron a una concentración ante el Congreso Nacional como medida de presión para que lo haga cuanto antes.

Isaac Ávalos, dirigente campesino, llamó a mantener la huelga de hambre y amenazó con cerrar el Parlamento si no aprueba hoy la norma.

Por su parte, Pedro Montes, presidente de la Central Obrera Boliviana (COB) denunció que los "legisladores no quieren atender al clamor y al pedido del pueblo".

"Desde el piquete de huelga estamos convocando a todos los trabajadores de las minas, el campo y la ciudad a concentrarse en la Plaza Murillo", añadió.

El debate en el Congreso Nacional puede prolongarse por varias horas por la discusión pormenorizada de la norma.