Un empresario candidato a presidente de Chile se desprenderá de sus acciones

  • Santiago de Chile, 8 abr (EFE).- El empresario chileno Sebastián Piñera, candidato de la oposición derechista a la presidencia de su país, anunció hoy que se desprenderá de sus acciones y las entregará este mes a una institución financiera.

Santiago de Chile, 8 abr (EFE).- El empresario chileno Sebastián Piñera, candidato de la oposición derechista a la presidencia de su país, anunció hoy que se desprenderá de sus acciones y las entregará este mes a una institución financiera.

Piñera, principal accionista de la aerolínea LAN y dueño de una fortuna calculada en más de 1.300 millones de dólares, dijo que se cansó de esperar que el Congreso apruebe un a ley de "fideicomiso ciego", por lo que recurrirá de forma voluntaria a un mecanismo similar.

La contradicción entre sus actividades políticas y sus intereses financieros han sido el motivo de las principales críticas recibidas por Piñera e incluso sus propios partidarios de la derechista Alianza por Chile le recomendaron desprenderse de sus acciones.

"Yo francamente me aburrí de esperar (la aprobación de la ley) y durante este mes, voluntariamente, voy a transferir la administración de todas las inversiones en sociedades anónimas a instituciones financieras chilenas, supervisadas por la Superintendencia de Valores", precisó el candidato.

"Voy a ver esto (el traspaso) muy pronto, ya que esperé demasiado tiempo la ley de fideicomiso ciego. Ésta (la ley) es como el cuento del lobo", añadió.

Piñera, que también es dueño de un canal de televisión y tiene acciones del club Colo Colo, no quiso precisar cuáles serán las instituciones que estarán a cargo de sus bienes.

Indicó, en todo caso, que en los próximos días anunciará a cuanto ascienden sus inversiones, qué instituciones se harán cargo y qué activos son los que venderá.

Piñera, por otra parte, confirmó que vendió todas las acciones que poseía en Farmacias Ahumada (Fasa), una de las tres cadenas del sector, junto a Cruz Verde y Salcobrandt, acusadas de haberse coludido para subir los precios de 222 medicamentos entre 2007 y 2008.

El empresario fue duramente criticado al conocerse que poseía una pequeña participación accionarial en Fasa, empresa que confesó el acuerdo con las otras cadenas.

Piñera reiteró que condena el acuerdo entre las cadenas farmacéuticas e insistió en que sólo era un accionista que no estaba enterado de nada, pues "los que manejan Fasa son los directores".

Según fuentes del sector, la participación de Piñera en la cadena era del 1,2 por ciento y la venta de las acciones le reportó unos 1.400 millones de pesos (unos 2,41 millones de dólares).