Fidel Castro critica a Biden por negarse a levantar el embargo contra Cuba

Fidel Castro critica a Biden por negarse a levantar el embargo contra Cuba

Fidel Castro critica a Biden por negarse a levantar el embargo contra Cuba

LA HABANA, 30 (Reuters/EP) El ex presidente cubano, Fidel Castro, criticó ayer al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, por decir que su país no levantaría el embargo contra Cuba pese a las peticiones de buena parte de América Latina. Biden dijo el fin de semana durante una cumbre en Chile que el Gobierno del presidente Barack Obama no eliminará el embargo con el que las diez administraciones estadounidenses anteriores intentaron socavar el sistema socialista de Cuba. "Sus lamentos plañideros dan lástima, especialmente cuando no existe un solo gobierno latinoamericano y caribeño que no vea en esa medida antediluviana un lastre del pasado", escribió Castro en un texto publicado en la edición digital del periódico oficial Cubadebate. Obama es el primer presidente de Estados Unidos que ha dicho estar dispuesto a dialogar con el Gobierno cubano. A comienzos de este mes eliminó restricciones a los viajes y envíos de remesas de los cubanos estadounidenses a la isla. Pero Biden dijo el sábado durante una Cumbre de Líderes Progresistas en la ciudad chilena de Viña del Mar que Estados Unidos espera cambios en Cuba. "Obama y yo dejamos claro durante nuestra campaña que pensamos que existe la necesidad de una transición en nuestra política respecto a Cuba, pero todos coincidimos en que los cubanos deben determinar su propio futuro y deben poder vivir en libertad y con la posibilidad de prosperidad económica", dijo a periodistas. Castro respondió que una transición interna en Cuba sería "francamente contrarrevolucionaria". "Es divertido ver cómo se agitan las entrañas del imperio (Estados Unidos), lleno de problemas y contradicciones insuperables con los pueblos de América Latina, a los que pretende dominar eternamente", dijo en el texto fechado ayer. El embargo estadounidense contra Cuba es rechazado por la mayoría de los países de América Latina. La medida es condenada cada año en la Asamblea General de Naciones Unidas por abrumadora mayoría.