La Asociación Demócratas para el Cambio asegura que el sistema electoral de Canarias es el "peor" de todo el Estado

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 21 (EUROPA PRESS)

La Asociación Demócratas por el Cambio ha asegurado hoy que el sistema electoral existente en Canarias es el "peor" de todo el Estado español, por ello han elaborado una propuesta para reformarlo consiguiendo "que la democracia se centre más en el ciudadano y menos en los partidos políticos".

Así lo explicó hoy en una rueda de prensa el presidente de esta asociación cívica, Vicente Mujica, quien mostró su rechazo a que el Parlamento de Canarias esté constituido por un número par de diputados cuando el resto de comunidades tiene un numero impar.

Según Mujica, el de Canarias "es el peor de todos los sistemas electorales que existe en todas las comunidades autónomas del Estado" porque según él, no es posible "que se constituya un Parlamento con un sistema electoral en el que el 83 por ciento de los habitantes son los que viven en Gran Canaria y Tenerife tienen solo el 50 por ciento de ese Parlamento y al mismo tiempo los habitantes que viven en El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote, que constituyen tan solo el 17 por ciento de los ciudadanos que viven en Canarias, disponen del otro 50 por ciento del Parlamento".

"No es de recibo que muchas de las decisiones estratégicas que se toman se hagan desde las islas que en su conjunto sólo suman el 17 por ciento de los canarios. Los datos macroeconómicos, de paro, sanidad y educación puestos en mayor relieve en estos tiempos de crisis demuestran que la prosperidad de las últimas décadas no se ha visto acompañada de resultados adecuados si nos comparamos con otras autonomías", destacó.

Asimismo, afirmó que el actual sistema electoral hace que sea "mucho más difícil tener un diputado en el Parlamento de Canarias que en el resto de las comunidades autónomas". Por lo que pidió que el archipiélago solo cuente con una barrera de circunscripción insular.

En este sentido, el presidente de Demócratas por el Cambio insistió en pedir un "aumento del número de diputados hasta 81 (actualmente son 60) en el que una parte de los diputados insulares (12) se establecería por censo y otra (9) a través de la creación de la lista autonómica".

Por tanto, por censo Gran Canaria y Tenerife sumarían cada uno 5 nuevos diputados y Lanzarote y Fuerteventura un nuevo diputado. Para lo que Mujica propuso llevar a cabo una reducción de "diputados para dárselos a otra formación o un aumento en el número total de diputados en el Parlamento de Canarias".

Además, Mujica señaló que "las islas no capitalinas están sobre representadas ya que harían falta 14 papeletas de Gran Canaria y Tenerife para igualar a una papeleta emitida en El Hierro". "A nivel del Estado español las cinco primeras en sobre representación son El Hierro, La Gomera, Fuerteventura, Lanzarote y La Palma mientras que las más infra representadas del país son Gran Canaria y Tenerife", apuntó.

En cuanto al reparto por provincias, el representante de la asociación agregó que "un voto de las islas occidentales vale casi el doble que uno emitido en las orientales por lo que "no existe paridad en el voto de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y el de Las Palmas".

Sin embargo, Mujica recordó que "las vías para modificar el sistema electoral canario según la Iniciativa Legislativa Popular en Canarias están limitadas a la acción de los propios partidos".

De esta manera, la única forma de conseguir que la reforma electoral prospere es que "sean los ciudadanos los que salgan a la calle para elegir lo que quieren hacer y como lo quieren hacer", dijo.

En todo caso, el presidente de Demócratas por el Cambio insistió en que la asociación presentará su propuesta a los partidos e instituciones para que "prospere" la reforma y en consiguiente para que "los canarios puedan elegir mejor a sus representantes".

Finalmente, con esta iniciativa se conseguiría un "Parlamento plural" en el que puedan entrar a formar parte otras minorías y que no esté solamente representado por tres fuerzas políticas.