La oposición y la Iglesia nicaragüenses rechazan la posible reelección de Ortega

  • Managua, 9 mar (EFE).- Dirigentes de la oposición nicaragüense y el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Juan Abelardo Mata, rechazaron hoy las intenciones del presidente Daniel Ortega de reformar la Constitución para establecer la reelección presidencial indefinida, que persigue abiertamente el líder sandinista.

La oposición y la Iglesia nicaragüenses rechazan la posible reelección de Ortega

La oposición y la Iglesia nicaragüenses rechazan la posible reelección de Ortega

Managua, 9 mar (EFE).- Dirigentes de la oposición nicaragüense y el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Juan Abelardo Mata, rechazaron hoy las intenciones del presidente Daniel Ortega de reformar la Constitución para establecer la reelección presidencial indefinida, que persigue abiertamente el líder sandinista.

"Las reelecciones presidenciales han sido el origen de los males en Nicaragua", indicó el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002), líder del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en una rueda de prensa.

Ortega declaró durante una entrevista concedida a la cadena árabe Al Jazeera y reproducida ayer por el diario La Prensa, de Managua, que "si las condiciones lo permiten volvería a correr para presidente" y en caso de cambiarse a un sistema parlamentario, actuaría "como primer ministro para luego volver a correr como presidente".

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial consecutiva, pero no la alterna.

Alemán dijo que el PLC no apoyará ni la reelección presidencial inmediata ni el cambio del sistema político presidencialista por uno parlamentario.

Los ex candidatos presidenciales Eduardo Montealegre (disidente liberal) y Edmundo Jarquín (disidente sandinista) también se pronunciaron en contra de la reelección presidencial continúa.

"Gracias a Dios en 1995 se aprobó una ley sabia (reforma parcial a la Constitución) que no permite una reelección inmediata", señaló por su parte Mata, obispo de la diócesis de la provincia de Estelí.

El religioso advirtió de que "por desgracia la cultura nicaragüense, en este área (reelección presidencial sucesiva), ha sido nefasta" en la historia nacional.

"Las reelecciones continuas nos llevaron justamente a una desastrosa guerra civil (durante la dictadura somocista) que nos desangró y nos puso a la cola de los países de América Latina", recordó el obispo ante los medios locales.

El Episcopado nicaragüense ha sido crítico con Ortega desde que el líder sandinista asumió el poder el 10 de enero de 2007.

Las reformas constitucionales en Nicaragua deben ser aprobadas en dos legislaturas y con al menos dos tercios de los 92 diputados que integran la Asamblea Nacional, cifra que suman los sandinistas y los liberales de Alemán.

Ambos grupos iniciaron negociaciones para reformar la Carta Magna, incluida la reelección presidencial, en octubre de 2007, pero éstas se "congelaron", luego de los comicios municipales de noviembre pasado, que los liberales señalaron como fraudulentos.