Zapatero abordará en Chile con otros siete líderes progresistas una respuesta común a la cris

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunirá mañana en Viña del Mar (Chile) con otros siete líderes progresistas, entre ellos el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, con el objetivo de abordar desde una perspectiva común la actual crisis económica y financiera y sus consecuencias. Será la segunda vez que Zapatero participe en la llamada Cumbre de Líderes Progresistas, una iniciativa que surgió en 1999 del entonces presidente estadounidense, Bill Clinton, el primer ministro británico, Tony Blair, el canciller alemán, Gerhard Schroeder y los entonces jefes de Gobierno holandés, Wim Kok, e italiano, Máximo D'Alema. El jefe del Ejecutivo español participó en el encuentro que se celebró en Hungría en 2004. Este año la cita, que por primera vez se celebrará en un país de América Latina, reunirá, además de a Biden y a Zapatero, a la presidenta de Chile y anfitriona, Michelle Bachelet; al primer ministro británico, Gordon Brown, a los presidentes de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva; Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; Uruguay, Tabaré Vázquez, y el primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg. A ellos se unirán otras personalidades adscritas al movimiento progresista y que dirigen organismos internacionales como el presidente del Banco Africano del Desarrollo, Donald Kaberuka; la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina, Alicia Bárcena; y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza. PRIMER CONTACTO PERSONAL CON LA ADMINISTRACIÓN OBAMA Moncloa no confirmó hasta el miércoles pasado la asistencia de Zapatero, casi dos semanas después de que se anunciara la presencia de Biden. Fuentes gubernamentales explicaron que el jefe del Ejecutivo decidió finalmente desplazarse a Chile tras el especial interés que en este sentido mostraron Bachelet, 'Lula' y Brown. A pesar de que la organización del encuentro ha previsto en el programa una hora y media para que los líderes puedan mantener encuentros bilaterales, desde Moncloa no han querido informar sobre las entrevistas que Zapatero prevé mantener o tiene cerradas ya. En el caso de que se reúna con Biden, el reciente anuncio de la retirada de las tropas españolas de Kosovo "no será un tema central", señalaron las fuentes, que afirmaron que la polémica suscitada con Estados Unidos por este asunto quedó "zanjada" en la entrevista que mantuvo el viernes pasado en Washington el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, con el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, James Jones, uno de los hombres más próximos a Barack Obama. Hasta la fecha, el único contacto entre Zapatero y Biden se limita a una conversación telefónica el pasado 17 de noviembre, en la que el vicepresidente estadounidense le trasladó su interés en hacer una gira por Europa, en la que incluiría a España, y que todavía no se ha concretado. Esa conversación se produjo días después de la llamada que Obama hizo a Zapatero el pasado 7 de noviembre para devolver la comunicación que el jefe del Ejecutivo español intentó tener con él para felicitarle por su victoria electoral. Para Zapatero, la coincidencia con Biden en Chile representará su primer contacto personal con un miembro de la Administración Obama. Otros miembros de su gabinete, como el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, o el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya han tenido oportunidad de entrevistarse con sus homólogos. También el Rey, junto con Moratinos, se reunió en Miami en febrero pasado con el asesor de Seguridad Nacional de Obama. IMPACTO SOCIAL DE LA CRISIS Zapatero intervendrá mañana en la Cumbre para hablar del impacto social de la actual crisis económica y financiera. De hecho, éste será unos de los cuatro temas que centrarán la mesa redonda que precederá al almuerzo de los líderes. También se hablará del momento progresista actual, la respuesta progresista ante la crisis económica y del impacto medioambiental de ésta. Desde la constitución de la Red de Líderes Progresistas en 1999, se han realizado sucesivas cumbres en Berlín (2000), Estocolmo (2002), Londres (2003 y 2008), Budapest (2004) y Johannesburgo (2006). Estas reuniones persiguen que los principales líderes mundiales del centro izquierda puedan intercambiar opiniones e identificar áreas de cooperación. La reunión de este año arrancará con una cena privada que Bachelet ofrecerá a los líderes en el Palacio de Cerro Castillo, en Viña del Mar, esta noche, a la que asistirán todos los líderes invitados, salvo Zapatero. El sábado 28, la jornada arrancará con una mesa redonda informal en el Hotel Sheraton Miramar de Viña del Mar, que irá seguida de una rueda de prensa y de un almuerzo en el Palacio de Cerro Castillo. El encuentro estará precedido hoy por un seminario de alto nivel organizado por Chile y el instituto de ideas británico Policy Network. En Viña del Mar se encuentra ya la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y el secretario federal de Ideas y Programas del PSOE y vicepresidente de la Fundación Ideas, Jesús Caldera.