Chávez resalta que su "revolución socialista" plantea "cambios profundos"

  • Caracas, 20 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, resaltó hoy que su "revolución bolivariana" y socialista plantea "cambios profundos" en la estructura del país, y que descarta cualquier tipo de "pacto con la oligarquía", como llama a la oposición tradicional.

Chávez resalta que su "revolución socialista" plantea "cambios profundos"

Chávez resalta que su "revolución socialista" plantea "cambios profundos"

Caracas, 20 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, resaltó hoy que su "revolución bolivariana" y socialista plantea "cambios profundos" en la estructura del país, y que descarta cualquier tipo de "pacto con la oligarquía", como llama a la oposición tradicional.

"No llegamos aquí para hacer unas pequeñas reformas (...) sino para transformar a fondo las estructuras políticas, económicas y sociales", aseguró el mandatario en un acto militar en la occidental región de Falcón, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

Este el primer acto público de Chávez tras la promulgación ayer de la enmienda constitucional para la reelección ilimitada, aprobada en referendo el pasado domingo, y que le habilitó para optar en el 2012 nuevamente a la Presidencia, que ejerce desde hace una década.

Vestido de verde oliva, el jefe del Estado reivindicó la "propiedad social de la tierra, de la industria y de los medios de la producción" ya que, a su juicio, el socialismo "no puede ser solo un anhelo" sino que debe concretarse y "tener cuerpo, músculos, esqueleto, cuerpo, carne, vida".

Chávez recordó que su "revolución llegó aquí para triunfar y convertirse en patria eterna", para lo que subrayó la necesidad de "tener claro hacia dónde vamos".

"Qué hacia dónde vamos. Vamos hacia el socialismo", un objetivo cuyo cumplimiento requiere "aplicar la planificación estratégica" porque "el socialismo o es científico o no es", dijo el jefe del Estado.

Además, negó cualquier tipo de pacto con la oposición "apátrida", a la que se refirió como "la oligarquía derrotada" el pasado 15 de febrero, cuando los venezolanos aprobaron en referendo la enmienda para la reelección ilimitada, lo que permitirá a Chávez optar nuevamente a la Presidencia dentro de cuatro años, periodo 2013-2019.

"Yo no llegué aquí para traicionar a este pueblo y hacer pactos infames con la oligarquía (...) ¡sino para cumplir un pacto con el pueblo o morir en la batalla!", dijo el mandatario, quien añadió que "en ello a este soldado se le irá la vida".

El pasado miércoles, Chávez aseguró que recibiría a la oposición nacional cuando demuestre "con los hechos, no con las palabras" estar "subordinados, no a mí, sino a la Constitución y al mandato del pueblo".

Sin embargo, hoy destacó que, en su opinión, los discursos de la oposición durante la campaña para el pasado referendo estaban llenos de insultos, y que "como ahora están derrotados quieren cacao (oportunidades), pero no hay cacao, porque el cacao es del pueblo".

Por ello, insistió Chávez, en que "esos viejos partidos de la oligarquía más nunca volverán a gobernar en Venezuela", a la que pretende dirigir "al menos hasta el 2019, si el pueblo así lo quiere".