Dos líderes opositores acusan a Chávez de impulsar "capitalismo de Estado"

  • Caracas, 9 mar (EFE).- Dos dirigentes de la oposición venezolana que se autodenominan socialistas acusaron hoy al presidente del país, Hugo Chávez, de impulsar un modelo de "capitalismo de Estado" y no el "socialismo del siglo XXI" que el mandatario dice defender.

Dos líderes opositores acusan a Chávez de impulsar "capitalismo de Estado"

Dos líderes opositores acusan a Chávez de impulsar "capitalismo de Estado"

Caracas, 9 mar (EFE).- Dos dirigentes de la oposición venezolana que se autodenominan socialistas acusaron hoy al presidente del país, Hugo Chávez, de impulsar un modelo de "capitalismo de Estado" y no el "socialismo del siglo XXI" que el mandatario dice defender.

"En Venezuela no se está viviendo un modelo socialista, sino un capitalismo de Estado, donde el Gobierno es dueño de todo y el pueblo de nada", declaró en una rueda de prensa el presidente del partido Primero Justicia (PJ, derecha), Julio Borges, al comentar recientes expropiaciones de empresas privadas ordenadas por Chávez.

Borges se dijo partidario de un socialismo "donde los venezolanos puedan elegir y no que el Estado controle las marcas y productos que pueden adquirir".

Eso sucede, a su juicio, con la intervención estatal decidida la semana pasada, principalmente en empresas arroceras, lo que además significa "menos empleo, inversión y variedad de productos".

Henrique Capriles Radonski, gobernador del céntrico estado de Miranda, dijo en otra comparecencia ante los periodistas que Chávez "habla de socialismo, pero resulta que ahora los carros (privados) son los que tienen derechos constitucionales".

"Yo creo en el socialismo moderno", remarcó Capriles Radonski, dirigente del también opositor partido Un Nuevo Tiempo.

Al poner en marcha esta madrugada otra fase de su plan de circulación de vehículos con restricciones a los particulares en horas de mayor tránsito, Capriles Radonski condenó que el Gobierno de Chávez se autodefina como socialista y a la vez alegue el derecho a la libre circulación para oponerse a su iniciativa.

El gobernador, a quien Chávez llama reiteradamente "fascista", destacó que "la mayoría" de los habitantes de Miranda, que comprende algunas áreas de Caracas, utiliza el transporte público, pero "son torturados" al verse obligados a circular por vías congestionadas por vehículos particulares.

"Algunos no lavan ni prestan la batea", comentó en alusión a que el Gobierno no regula el asunto y "boicotea" a quienes lo hacen.