India inicia su maratón electoral con un resultado incierto

VARANASI, India (Reuters) - Desde la nevada frontera china hasta las ciudades del sagrado Ganges, los indios empezaron el jueves a votar en unas elecciones generales que durarán un mes, entre signos de que una inestable coalición salga victoriosa en medio de una desaceleración económica.

La coalición que gobierna el Parlamento parece llevar la delantera contra una alianza liderada por el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP), pero ambos necesitan el apoyo de una serie de pequeños e impredecibles partidos regionales para gobernar.

Los inversores temen que en las mayores elecciones del mundo, en las que 714 millones de personas están llamadas a las urnas y cientos de partidos compiten por sus votos, aparezca un "tercer frente" formado por grupos regionales y comunistas.

Esta incertidumbre llega cuando la antes floreciente India sufre los efectos de una crisis que ha costado millones de empleos. La situación ha despertado el miedo a un limbo político, justo cuando el país intenta hallar el equilibrio entre ayudar a millones de pobres y las preocupaciones sobre su mayor brecha fiscal en dos décadas.

Cientos de miles de agentes de policía han sido desplegados para proteger a los más de 140 millones de personas que pueden votar el jueves, incluyendo varias de las regiones más pobres del país, afectadas por cuatro décadas de insurgencia maoísta.

Algunos responsables electorales han llegado en elefantes hasta los remotos centros de votación cerca de la frontera con Myanmar. Otras urnas han hecho travesías marítimas de dos días hasta las islas Andaman, en la bahía de Bengala.

El resultado de estas elecciones, que se realizarán en cinco etapas, se conocerá el 16 de mayo. Los comicios indios son notablemente difíciles de predecir, y los sondeos se han equivocado en el pasado. Los sondeos a pie de urna están prohibidos.

Una clara victoria de cualquiera de los dos principales partidos podría provocar una subida en los mercados indios, mientras que la aparición de una débil coalición de partidos regionales y comunistas podría hacer caer a las acciones hasta un 30 por ciento, según observadores del mercado.

"Hay una amplia aprensión a que el veredicto del 16 de mayo esté odiosamente fracturado y lleve inevitablemente a otras elecciones en uno o dos años", escribió Ashok Malik en el Hindustan Times.

En Varanasi, una ciudad sagrada del norte situada a orillas del Ganges y conocida por sus gurús hindúes, muchos votantes llegaron en bicicletas y carros de bueyes para depositar sus votos electrónicos.

Las mujeres vestidas con saris o burqas, a menudo con niños, presionaban los botones con símbolos para cada partido después de que se les marcaran los dedos con tinta para evitar fraudes.

Antiguos temas étnicos, religiosos y de castas jugarán un papel crucial en el sufragio, así como problemas nacionales como la desaceleración económica, los temores de seguridad y asuntos locales que pueden ir desde la construcción de una bomba de agua para el pueblo hasta problemas provocados por elefantes salvajes.