ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La Policía disuelve una protesta del alcalde de Caracas contra una ley para la capital

  • Caracas, 6 abr (EFE).- La policía venezolana disolvió hoy con gas lacrimógeno una manifestación del alcalde mayor de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, quien intentó rechazar en la Asamblea Nacional (AN, unicameral) una ley que considera mermará sus atribuciones.

Caracas, 6 abr (EFE).- La policía venezolana disolvió hoy con gas lacrimógeno una manifestación del alcalde mayor de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, quien intentó rechazar en la Asamblea Nacional (AN, unicameral) una ley que considera mermará sus atribuciones.

La emisora Globovisión mostró imágenes de agentes policiales que lanzaban hacia el mediodía los gases lacrimógenos contra Ledezma y un grupo de sus seguidores, cuando intentaron ingresar en el edificio de la AN, vecino a la sede de la Alcaldía Mayor.

Al grito de "democracia si, dictadura no" y "el pueblo arrecho (enojado) reclama sus derechos", los manifestantes, unos doscientos, según versiones periodísticas, se dispersaron tras la acción policial y después de que Ledezma saliera del lugar en un vehículo.

"Invito al pueblo a defender la democracia" y a condenar este tipo de "agresiones brutales", declaró el alcalde antes de abordar el vehículo que lo sacó de la zona, una vez concluidos los incidentes que no dejaron lesionados ni detenidos.

Ledezma presentó momentos antes en el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de amparo contra la Ley del Distrito Capital, que previó será aprobada mañana en el plenario de la AN, donde son mayoritarios los diputados afines al presidente Hugo Chávez.

Ledezma, quien ha sido tildado de "fascista" por Chávez, asegura que esa ley prevé la creación de un cargo cuyo titular podrá ser nombrado por el gobernante y que asumirá alguna de sus competencias.

El proyecto de Ley Especial sobre la Reorganización y Régimen del Distrito Capital, en discusión en la Asamblea, contempla el nombramiento de un llamado "jefe de Gobierno del Distrito Capital" que tendría competencias en diversas áreas, entre ellas servicios públicos y situaciones de emergencia.

El texto conocido hasta ahora no aclara hasta dónde se establecen los límites de las competencias de ese cargo ni cómo quedarían las del alcalde mayor, elegido por el voto popular.

"No será un grupito de parlamentarios al servicio de un capricho el que tirará por un albañal más de 800.000 votos que me eligieron como legítimo mandatario de Caracas" en las elecciones del pasado 23 de noviembre, remarcó Ledezma momentos antes de los incidentes.

"Bendito Caracas que no deja solo a sus hijos que trabajan con buena voluntad", dijo y añadió que "a partir de hoy nos declaramos en asamblea ciudadana permanente".

Ledezma llamó a todos los dirigentes opositores a Chávez "a luchar" y a que "no sigamos quejándonos de lo que nos hace", a no dejar "abandonado al bravo pueblo, al que convoco a lo largo y ancho de Venezuela, a un estado de protesta cívica".

"Si los altos funcionarios (gubernamentales) no quieren dialogar con nosotros, pues bien, vamos a dialogar directamente con el pueblo", dijo y remarcó que "equivocados están quienes creen que nos van a agarrar desprevenidos (...) aplicando estas medidas sanguinarias en la temporada de Semana Santa".

"Estoy preparándome para dar la vida si es necesario", porque llegó "la hora de la verdad, la hora en la que Venezuela requiere de un liderazgo que trabaje con el pueblo", añadió.

También el partido democristiano opositor Copei previó que la AN "sesionará un Martes Santo por primera vez (...) para consumar un golpe de Estado contra el voto", lo que representará, subrayó en un comunicado, "el fin de la democracia, al menos en Caracas".

Copei "se solidariza con todas las actividades que van a ejercer las autoridades legítimas de la Alcaldía Metropolitana en rechazo a las pretensiones del Gobierno de colocar en Caracas a una autoridad escogida a dedo", remató el comunicado democristiano.