Un arzobispo pide a venezolanos reflejarse en Cuba o Zimbabue ante la enmienda

  • Caracas, 12 feb (EFE).- El vicepresidente de Episcopado de Venezuela, Roberto Lückert, pidió hoy a los venezolanos que como nación se reflejen en la realidad de Cuba, Zimbabue y Corea, al reiterar su rechazo a la enmienda constitucional para la reelección ilimitada que se votará el próximo domingo.

Un arzobispo pide a venezolanos reflejarse en Cuba o Zimbabue ante la enmienda

Un arzobispo pide a venezolanos reflejarse en Cuba o Zimbabue ante la enmienda

Caracas, 12 feb (EFE).- El vicepresidente de Episcopado de Venezuela, Roberto Lückert, pidió hoy a los venezolanos que como nación se reflejen en la realidad de Cuba, Zimbabue y Corea, al reiterar su rechazo a la enmienda constitucional para la reelección ilimitada que se votará el próximo domingo.

Lückert, un acérrimo adversario de la "revolución" de Chávez, pidió a sus compatriotas "no tener miedo e ir a votar" en el referendo sobre la enmienda, con el argumento de que lo que pase ese día "es responsabilidad de los venezolanos".

"Retrátense en Cuba, Zimbabue y Corea. ¿Qué ha pasado en esos países donde los presidentes son reelegidos y reelegidos, y además se heredan. ¿Eso es lo que quieren para nuestro país, ver una Cuba deteriorada y siempre buscando culpables afuera?", preguntó el arzobispo de Coro en una entrevista con Unión Radio de Caracas.

De ser aprobada la enmienda, Chávez quedará habilitado para presentarse nuevamente al cargo presidencial en el 2012, lo que bajo las actuales normas constitucionales es imposible, ya que se limita a una sola la posibilidad optar y repetir en un cargo designado por votación popular.

Lückert, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), expresó, además, que no entiende "por qué el presidente Chávez se quiere eternizar en el poder".

"Ya lleva diez años y le faltan cuatro. Ya es suficiente para demostrar de lo que es capaz", opinó Lückert, quien volvió a preguntarse si los venezolanos van "a eternizar al presidente de la República hasta que se ponga viejo".

Las siempre duras críticas de Lückert contra Chávez y su "revolución" han recibido respuestas igualmente virulentas por parte del jefe del Estado, que lo ha calificado de "oligarca" y lo ha acusado de actuar como un político en vez de como un religioso.

"No soy un eunuco y yo vivo en Venezuela y me angustio por Venezuela y tengo que reaccionar ante los problemas del país", afirmó este jueves a Lückert, al resaltar que su condición de prelado no le impide opinar de política.