Un líder opositor denuncia que Chávez quiere "erradicar" a los adversarios políticos

  • Miami (EE.UU.), 2 abr (EFE).- Un líder opositor de Venezuela denunció hoy en Miami que el caso judicial en contra del alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, es un intento del presidente Hugo Chávez por eliminar la oposición para tener "control absoluto del poder".

Un líder opositor denuncia que Chávez quiere "erradicar" a los adversarios políticos

Un líder opositor denuncia que Chávez quiere "erradicar" a los adversarios políticos

Miami (EE.UU.), 2 abr (EFE).- Un líder opositor de Venezuela denunció hoy en Miami que el caso judicial en contra del alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, es un intento del presidente Hugo Chávez por eliminar la oposición para tener "control absoluto del poder".

Leopoldo López, ex alcalde de Chacao y presidente del área metropolitana de Caracas del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), dijo a Efe que "las persecuciones (como la de Rosales) e inhabilitaciones políticas", así como la obstrucción a la gestión de alcaldes y gobernadores opositores, son las estrategias usadas para alcanzar ese objetivo.

"Todo eso es cara de la misma moneda, que es buscar eliminar, erradicar y neutralizar a todo aquello que sea distinto al Gobierno. Hay un proyecto de control absoluto del poder en Venezuela y a eso nos estamos enfrentando", afirmó el político.

López recordó que a él lo inhabilitó políticamente el Gobierno junto a otros candidatos en agosto de 2008, antes de que se celebraran las elecciones regionales de noviembre de ese año, pese a la ausencia de cargos formales en su contra.

Las inhabilitaciones, tanto a candidatos opositores como oficiales, fueron decretadas por la Contraloría General por presuntamente incurrir en "actos irregulares", y de acuerdo con la decisión oficial no pueden participar en elecciones ni desempeñar cargos administrativos.

El opositor reiteró que el Gobierno lo inhabilitó en 2008 por motivos políticos.

Aseguró que en su país "no se está viviendo en democracia" porque el Ejecutivo maneja el resto de los poderes, y "muestra de ello" es el caso contra el alcalde Rosales, quien fue candidato presidencial en el 2006.

"Fue una orden directa del presidente (Chávez) en una cadena nacional en la que dijo, como cinco o seis veces, que lo metería preso. Después tres jueces que presuntamente se reunieron con Rosales fueron destituidos y (el Gobierno), en vez de solicitar un juicio, pidió su privación de libertad", explicó López.

La Fiscalía venezolana acusa a Rosales de enriquecimiento ilícito, tras una investigación mediante la cual las autoridades determinaron que el líder opositor no pudo justificar cómo se incrementó su patrimonio personal.

Rosales, que no ha sido visto en público recientemente y su partido afirma que está en un lugar "seguro" en Venezuela, debe comparecer a una vista judicial el 20 de abril en la que se decidirá si el alcalde será juzgado en libertad o encarcelado.

Al ser preguntado si esa decisión de Rosales no afecta su credibilidad después de que dijo públicamente que enfrentaría la justicia, López señaló que en este momento hay una "persecución por parte de los cuerpos de seguridad del Estado en contra de su integridad física y él tendrá que tomar la decisión de cómo y cuándo se presenta".

El ex alcalde de Chacao se encuentra en Miami para participar en varios eventos y hoy dictará la conferencia "Venezuela: construyendo una política alternativa", organizada por el Centro de Política Hemisférica de la Universidad de Miami.

López explicó a Efe que varios actores de la sociedad civil están desarrollando un proyecto alternativo en la nación andina para construir una nueva mayoría, con énfasis en organizar a los sectores más pobres del país con proyectos pequeños que benefician a sus comunidades, mientras se están creando líderes.

"El objetivo es apoyar a los líderes comunitarios e impulsar su liderazgo en sus áreas con proyectos sencillos como hacer el diagnóstico de las carencias en un barrio en el área de servicios públicos, deportiva y otras", puntualizó.

Para el líder opositor la importancia del proyecto es promover la visión de una Venezuela en la que se pueda "superar la pobreza en paz y en democracia, no como lo plantea el Gobierno, de superarla mediante el conflicto y el autoritarismo".