La CEG convocará elecciones dentro de dos meses y nombra como secretario provisional a Jaime López


SANTIAGO DE COMPOSTELA|

El comité ejecutivo acuerda que Fontenla capitanee la entidad durante este tiempo y buscar un candidato de consenso

La confederación de empresarios de Galicia (CEG) convocará elecciones dentro de dos meses, tiempo durante el que la entidad estará capitaneada por Antonio Fontenla, portavoz, por edad, de la gestora que está al frente de la institución tras la dimisión del presidente Antonio Dieter Moure.

Así lo ha decidido el comité ejecutivo de la patronal gallega, que se ha reunido este miércoles tras el encuentro celebrado en la capital gallega con el presidente de Uruguay, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de los acuerdos adoptados.

Además de determinar que sea Fontenla, presidente de los empresarios de A Coruña, el que convoque los comicios, el comité ejecutivo ha nombrado secretario, de manera provisional, a Jaime López (responsable de la confederación de Lugo), en sustitución de Fausto Santamarina, cuyo despedido --relacionado con su sueldo por razones de antigüedad-- adoptó la actual gestora.

Por último, y en aras de lograr una paz de la que no goza la CEG desde el mandato del vigués José Manuel Fernández Alvariño --quien también abandonó el cargo por el bloqueo que protagonizaron opositores a su forma de llevar la patronal--, los miembros del comité han resuelto que es necesario buscar un candidato de consenso.

CRISIS INTERNA

La crisis interna de la entidad, en los últimos tiempos marcada por la división norte-sur (Fontenla y Alvariño fueron contrincantes en varias citas de los empresarios con las urnas), se acrecentó recientemente debido a las dificultades económico-financieras y el hecho de que Moure se impusiese a su rival (el presidente en Ourense) por únicamente 10 votos.

El plan de viabilidad diseñado por el último presidente saliente, según algunos empresarios consultados por Europa Press, no llegó a ejecutarse, y ahora la gestora trata de aliviar la situación con medidas de ajuste y la futura negociación de proyectos con la Xunta.

Entre estos proyectos se encuentra la red 'Pexga' de oficinas en el exterior, que nutre de fondos a la patronal y de la que dependen puestos de trabajo en el ente.