Franco, Lobato y Jabonero lucharán por el liderazgo del PSOE madrileño


MADRID|
Franco, Lobato y Jabonero lucharán por el liderazgo del PSOE madrileño

Franco, Lobato y Jabonero lucharán por el liderazgo del PSOE madrileño MADRID | EUROPA PRESS

José Manuel Franco, Eusebio González Jaboneto y Juan Lobato serán lucharán finalmente por el liderazgo del PSOE madrileño tras conseguir y ser verificados los avales necesarios, ha informado el partido en un comunicado.

Tras el proceso de verificación, Franco Pardo cuenta con 595 avales válidos (620 presentados), González Jabonero tiene 587 avales válidos (619 presentados) y Lobato Gandarias cuenta con 528 avales válidos (593 presentados). El número máximo de avales que se podían entregar estaba fijado en el 4 por ciento de la militancia, es decir, en unos 620.

Habiendo alcanzado los tres precandidatos el mínimo necesario para ser proclamados candidatos, los mismos concurrirán a las elecciones primarias el sábado 30 de septiembre. En cambio, no han llegado a ese límite y, por tanto, se quedan fuera de la carrera por el liderazgo del partido madrileño, el líder de la plataforma Gana Madrid Enrique del Olmo y el edil de Valdaracete Manuel Lucas. No llegaron a recoger el 2 por ciento de los avales de los militantes, es decir, unos 310.

El próximo 30 de septiembre tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones primarias a la Secretaría General del PSOE de Madrid. Si uno de los candidatos obtuviera más del 50 por ciento de los votos emitidos sería proclamado ganador en primera vuelta. En caso de que ninguno de los candidatos obtuviera más de la mitad de los votos, los dos candidatos con mayor número de votos concurrirían a una segunda vuelta que tendría lugar el sábado 7 de octubre.

LOS CANDIDATOS

Juan Lobato fue el primero en oficializar su candidatura, el pasado martes, y aseguró que pelearía con ella "hasta el final" con la intención de "dar la vuelta al partido". Despejaba de este modo las incógnitas sobre una posible integración en la candidatura de Franco, responsable de la campaña de Pedro Sánchez en las primarias en Madrid.

Fue el portavoz adjunto de los socialistas en la Asamblea quien un día después registró su candidatura y remarcó que su objetivo era "reconquistar Madrid" y asentar unas "bases sólidas" que sitúen al partido en el "centro de la izquierda en Madrid" y "regeneren el partido".

Esa misma jornada acudió a la sede del PSOE-M a oficializar su candidatura el crítico Enrique del Olmo, quien aseguró que en caso de ocupar el cargo, consultará a los militantes si los socialistas en el Ayuntamiento de la capital deben entrar en el gobierno de Ahora Madrid, a lo que él es favorable.

Por su parte, González Jabonero aseguró que su candidatura era la de "quienes no se conforman y no caen en la resignación", y aseguró que ni miraría "atrás" ni haría "cuentas del pasado" en referencia a la situación que se vivió con la salida de Tomás Gómez de la Secretaría general poco antes de las elecciones de 2015.

El último en oficializar su intención de ocupar la Secretaría General fue Manuel Lucas Campeño, barrendero y edil del PSOE en Valdaracete, quien aseguró no tener "miedo" a la presentación de los 300 avales necesarios y reivindicó su carácter obrero y trabajador.

Todos ellos coincidieron en hacer referencia al desgaste que había sufrido la formación por las continuas "luchas internas" y el alejamiento que habían sufrido de los militantes.

LA RENUNCIA DE HERNÁNDEZ Y CARMONA

Tal y como ha explicado Hernández este jueves en rueda de prensa, ha renunciado a presentar su candidatura, que se integrará en la de José Manuel Franco, afín al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque tienen "muchos puntos en común".

"Hemos realizado un análisis de los diferentes proyectos presentados y señalamos que el proyecto que representa José Manuel Franco y el proyecto que representamos nosotros y nosotras tienen muchos puntos en común", ha manifestado.

El edil socialista en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona mantuvo, por su parte, la incógnita de si se presentaría o no como precandidato hasta el último momento.

Carmona aseguró que no participaría en una carrera de candidatos, ni que las primarias debían ser un concurso, ni él tenía intención de dividir el partido, por lo que no se iba a presentar a la Secretaría General pero tampoco iba a hacer campaña por ninguno de los aspirantes.